Fachada del Palau de Justícia, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona.
Fachada del Palau de Justícia, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona. EUROPA PRESS - Archivo

La Audiencia de Barcelona ha condenado a prisión permanente revisable a un hombre por violar y asesinar a una mujer medio inconsciente a finales de 2015.

El acusado tendrá que indemnizar a la mujer de la víctima y a su madre con 100.000 euros, 50.000 para cada una. Por mayoría de siete a uno, el jurado del juicio encontró culpable al acusado de haber penetrado a la mujer y de haberla estrangulado con las manos.

También estimó que tenía las facultades intelectivas y volitivas ligeramente disminuidas porque había consumido drogas y alcohol.

El condenado, que está en prisión preventiva, puede interponer un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Los hechos tuvieron lugar tras una fiesta en casa del acusado con un grupo de amigos, precisamente para celebrar el aniversario de la víctima. Durante la noche bebieron e ingirieron drogas. También practicaron juegos sexuales, con un striptease y tocamientos, pero sin ninguna penetración.

Alrededor de las cuatro de la madrugada la víctima se quedó profundamente dormida. El acusado se puso encima de ella y le hizo ver que la penetraba pero sin hacerlo. Después, con la víctima dormida, se puso a ver películas porno y a escuchar música. La madre del acusado, que vivía arriba, bajó a primera hora de la mañana muy enfadada y dio por acabada la fiesta.

El acusado se llevó entonces a sus amigos a una gasolinera para que desde allí se fueran a sus casas, pero no se atrevió a conducir más porque ya le habían condenado por ir bebido. Todos estuvieron de acuerdo en que era mejor que la víctima se quedase en la casa durmiendo.

Uno de los amigos declaró que el acusado le pidió preservativos, pero él no se los dio porque los quería usar con su pareja. Se quedó intranquilo porque en casa del acusado solo estaba la víctima durmiendo, que además era lesbiana.

Hacia las ocho y media de la mañana, el ya condenado volvió a casa y allí penetró vaginal y oralmente a la víctima, tal y como han demostrado los informes biológicos. Las pruebas practicadas demuestran que ella estaba dormida y medio inconsciente porque había mezclado alcohol con anfetaminas y ansiolíticos, ya que estaba en tratamiento psiquiátrico, según declaró su mujer.

Aunque no hay ninguna prueba directa del asesinato, la magistrada considera que a través de un juicio de inferencia a partir de pruebas indiciarias se puede llegar a la conclusión de que la única persona que podría haber asesinado a la víctima era el acusado. La fecha de la muerte fue entre las ocho y media y las once de la mañana y fue estrangulada, según los informes forenses. El acusado llegó a su casa a aquella hora después de dejar a sus amigos en la gasolinera.

Además, la Audiencia de Barcelona constata en su interlocutoria que la defensa del acusado ha ido cambiando de versión continuamente, asegurando que la mujer había muerto porque se había atragantado con una prótesis dental y después que se había caído por las escaleras y después de la cama. Los informes lo descartan y confirman que fue estrangulada con las manos.

El acusado tenía invitados para comer ese día, que llegaron pasadas las 13 horas. Le pidió a uno de ellos que le comprase una garrafa de gasolina mientras iba a comprar cervezas. Cuando se fueron de su casa, pasadas las 16 horas, el acusado metió a la mujer en un saco y la dejó en el garaje, tapada con una manta. Limpió la zona de sangre aunque el entorno estaba muy sucio y desordenado.

Un vecino vio el coche del acusado con los asientos traseros abatidos y con una garrafa de gasolina al lado del vehículo. Hacia las 18 horas, el acusado llamó a la policía local y de manera muy confusa y nerviosa explicó que una amiga suya había caído por la escalera y que creía que estaba muerta. Los esperó en un cruce de calles. Los agentes le recogieron y se fueron a la casa, encontrándose a la víctima en un saco tapada con la manta. Observaron que la zona se acababa de limpiar.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.