Médicos de toda España
Médicos de toda España protagonizan una marcha hasta el Congreso tras protestar ante el ministerio de Sanidad por la dignidad de la profesión y más recursos para la sanidad pública. EFE/Emilio Naranjo

Médicos llegados de todos los rincones del país se han manifestado este jueves por las calles de Madrid, al igual que hace exactamente un año, para protestar por sus "precarias" condiciones y pedir más recursos para la sanidad, con el objetivo de lograr la "dignificación" de la profesión.

Aunque no estaba previsto, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha recibido al presidente y secretario general del CESM, Tomás Toranzo y Francisco Miralles, respectivamente, y al responsable de la OMC, Serafín Romero, con los que ha mantenido un breve encuentro, durante el cual le han entregado un manifiesto con sus reivindicaciones.

Unas peticiones a las que el Ministerio es "sensible", según ha señalado a los medios Carcedo, quien les ha trasladado las medidas que han adoptado para afrontar "algunos problemas estructurales" del sistema sanitario, como el incremento de plazas MIR o el plan de reforma de la atención primaria. "Estamos trabajando para planificar a corto y medio plazo las necesidades de profesionales del sistema", ha asegurado la titular de Sanidad.

Una pancarta con el lema "Dignifiquemos la profesión" encabezaba la protesta, en la que algunos de los manifestantes vestían batas blancas, y durante la cual se han coreado consignas como "Basta ya, dignidad" o "hay razones, queremos soluciones". Con pancartas que rezan "malpagados, machacados e ignorados", los médicos reclaman igualmente acabar con la "alta precariedad" que asola la profesión. "Hay contratos de ocho días, por semanas... así se está produciendo un deterioro progresivo de la calidad asistencial", critica el presidente de CESM.

Amenazan con medidas más drásticas

El secretario general de CESM, Francisco Miralles, ha denunciado la falta de médicos en centros de salud y hospitales de toda España, así como la "sobrecarga impresionante" en atención primaria, que obliga a los pacientes a acudir a urgencias y "colapsarlas". Miralles ha advertido de que si no se atienden sus reclamaciones se tomarán otras medidas mas drásticas "como ya se está haciendo en algunas comunidades donde se convocan huelgas".

Por su parte, el presidente de la OMC, Serafín Romero, ha lamentado que un año después no se haya avanzado en "ninguna" de las causas que les obligaron a salir a la calle entonces, motivo por el cual han vuelto a manifestarse. Se trata, ha dicho, de reivindicaciones "que tienen mucho que ver con la precariedad en la que se está trabajando, pero también de desarrollo profesional y por eso volvemos a estar aquí, en el mismo lugar y a la misma hora".

La presión asistencial ha sido una de las principales denuncias de los manifestantes. como Evelio Robles, médico de familia de Cáceres, que ha asegurado que es "bastante frecuente" superar los 50-60 pacientes por día. "El paciente ve al médico pero difícilmente el médico ve al paciente". Una colega, María Dolores Hidalgo, médico de familia de Elche (Alicante), ha recalcado que "hay veces que tengo dos o tres minutos por paciente; mientras entra el abuelito, se sienta y vuelve a salir ya ha pasado el tiempo".

En el manifiesto, que los convocantes han leído al final de la protesta en la Plaza de las Cortes, frente al Congreso de los Diputados, los médicos advierten de que no se van a quedar "impasibles y resignados ante el trato" recibido por los sucesivos responsables del Ministerio y de las consejerías que, "con el pretexto de la crisis", recortaron sus derechos. "No solo queremos que nos traten mejor, también queremos los medios para tratar mejor a nuestros pacientes".