El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha ordenado demoler las obras realizadas en un bloque en la esquina entre las calles Londres y Villarroel de Barcelona, dónde hay un aparcamiento, viviendas para jóvenes, un instituto y una guardería por no guardar espacio para zona verde.

El TSJC da la razón a la Comisión de Vecinos Pro Isla Verde
En la sentencia, que es firme y no es susceptible de recurso de casación, la sección tercera del TSJC da la razón a la Comisión de Vecinos Pro Isla Verde, que se opone a este proyecto al Ensanche barcelonés, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona.


Según el tribunal, el proyecto municipal no contempla los espacios libres destinados a parques públicos y zonas verdes exigidos por ley ni reserva terrenos para parques y jardines, zonas deportivas y de entretenimiento público en proporción a las necesidades colectivas.

Por todo esto, ordena la demolición de las obras, consistentes en un aparcamiento subterráneo, viviendas para jóvenes, un instituto, una guardería y el espacio interior de la isla, situada a la confluencia de los números 62-64 de Londres y 239-243 de Villarroel.