Parque Eólico BBVA
Parque Eólico BBVA Cedida por BBVA

El municipio de Villamayor de Gállego (Zaragoza) albergará un gran parque eólico que proveerá hasta el 30% del consumo de energía de BBVA en España. Lo construirá la empresa Enel Green Power España y tendrá diez aerogeneradores.

Las diez torres eólicas tendrán una altura de 114 metros hasta el eje del rotor y cada uno de ellos generará alrededor de 3,465 MWh. Eso supondrá una fuerte reducción de emisiones de CO2. En concreto, 88.050 toneladas anuales, el equivalente al consumo anual de 27.281 hogares.

La construcción del parque eólico ‘Primoral’ se iniciará el próximo mes de julio y supondrá la creación de cien puestos de trabajo. Aerogeneradores

Funcionamiento completo en 2020

Cuando todos los aerogeneradores se encuentren funcionando por completo, algo que está previsto que ocurra ya en el año 2020, las instalaciones tendrán una capacidad de producción de 34,64 MW, que suministrarán de energía tanto a los edificios corporativos como a la red de sucursales. La filial de energías renovables de Endesa proveerá el 70% restante mediante el modelo de suministro tradicional basado en certificados verdes.

Un consumo similar a la provincia de Soria

BBVA consume al año en España 237 gigavatios (GWh) -equivalente al consumo de 67.500 viviendas o al del conjunto de los hogares de la provincia de Soria- y está suministrado al 100% por Endesa, a un precio fijo y con garantía de origen renovable.

El parque eólico Villamayor de Gállego será una realidad gracias al acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) firmado por BBVA y Endesa.

Esta modalidad de contrato pone de manifiesto el compromiso de la entidad con la sostenibilidad, al tiempo que permite importantes ahorros energéticos. En concreto, el banco dispondrá de un precio fijo de la electricidad del parque eólico, con un ahorro anual de aproximadamente el 15,6%.

Menos emisiones de CO2 y más energía verde

El proyecto se enmarca dentro del Compromiso 2025 de BBVA, con el que la entidad pretende -entre otros objetivos- reducir un 68% las emisiones de CO2 hasta las 90.000 toneladas y aumentar al 70% la energía de origen verde contratada.

En esta línea, BBVA se ha adherido en 2018 a la iniciativa RE100, a través de la cual se compromete a que el 100% del consumo del Grupo BBVA en todo el mundo proceda de energías renovables antes de 2050.