León
Un león, en una imagen de archivo. Poison Ivy / Pixabay

Un hombre murió este martes en República Checa tras ser atacado por un león al que tenía en su propiedad en la localidad de Zdechov (este), tras lo que la Policía sacrificó al animal.

Según las informaciones recogidas por los medios locales, el león mató al hombre, identificado como Michal Prasek, en el interior de la jaula que había construido para el animal en el jardín de su casa.

La Policía confirmó además que también mató a tiros a una leona que se encontraba en la jaula. Los vecinos habían denunciado en numerosas ocasiones la presencia de los animales por el peligro que suponían.

Prasek, de 33 años, llevó a los leones a su casa desde Eslovaquia en 2016, lo que atrajo la atención de los medios, que han indicado que no logró un permiso para mantenerlos en su vivienda.

El verano de 2018 aumentaron las tensiones en la localidad después de que un ciclista chocara con la leona cuando Prasek la sacó a pasear por Zdechov atada con una correa.

El alcalde de Zdechov, Tomas Kocourek, dijo que "se ha pasado de la comedia al drama". "No me sorprende lo que ha pasado, pese a que no quería que ocurriera nada malo", indicó, en declaraciones al diario Lidovky.

"Su presencia y el cuidado no autorizado [de los leones] era un problema. Hemos tenido problemas en Zdechov desde agosto de 2016. Hemos peleado con él para intentar resolver la situación de alguna forma", lamentó. "Él [Prasek] estaba buscando la tragedia", zanjó.