Fin de la legislatura en Les Corts
Una ujier de Les Corts cierra la puerta al inicio de la última Junta de Síndics, celebrada este martes. Manuel Bruque / EFE

Los partidos del Acord del Botànic han intentado este martes, un día después de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunciara el adelanto electoral al 28-A, minimizar daños. La imagen de división proyectada por parte de los dos máximos dirigentes del Ejecutivo autonómico y de los consellers socialistas y de Compromís, divididos en dos bloques, ha dejado paso a cierta estabilización, con Podemos como tercera pata  del pacto en labores de mediación.

La oposición de Compromís a la decisión de Puig se ha modulado en cierta medida, no porque haya variado su posición, sino en la medida en que la ha asumido y parece dispuesto a moverse en el nuevo escenario electoral. La vicepresidenta Mónica Oltra, sin dejar de lamentar "las formas" de la llamada a las urnas por parte del jefe del Consell, ha apelado a la "lealtad", que "sigue existiendo" y ha añadido que su adversario "son las derechas".

Detrás de estas declaraciones está la voluntad de que el enfrentamiento y la tensión generados por esta cuestión no afecten a los dos meses de gestión que tiene aún por delante el actual Consell ni a futuros pactos en los que las fuerzas de izquierdas tendrían que volver a sentarse a negociar.

El jefe del Consell y líder del PSPV, por su parte, también ha restado dramatismo a la reacción de Compromís y ha afirmado que en un acuerdo de Gobierno "siempre hay posiciones diferentes, pero no pasa nada. Pasamos página y preparamos ya el final de esta legislatura, que ha sido extremadamente positiva para los valencianos", ha manifestado.

También los portavoces del PSPV y Compromís en Les Corts, Manolo Mata y Fran Ferri, han defendido la fórmula del pacto tripartito de izquierdas, un acuerdo que consideran que sigue vigente.

El tercero de los socios del Botànic, Podemos, ha adoptado cierto papel de mediador, al convocar a Puig y Oltra a una reunión para abordar el cumplimiento de compromisos del pacto de Gobierno en los dos próximos meses, como la reversión del área de salud de Dénia a la gestión pública. El secretario general de la formación a nivel autonómico, Antonio Estañ, fue consultado por Puig sobre el adelanto electoral la semana pasada, pero ha dicho que se enteró este lunes por los medios de comunicación.

Desde la oposición, la portavoz adjunta del PP en Les Corts y candidata a la Alcaldía de València, María José Català, ha afirmado que el Botànic "ha muerto y tiene muy difícil reanimarse y sobrevivir a esta ruptura tan abrupta". En su opinión, "ha terminado como toda buena obra teatral, con esa escenografía, ese drama final y alguien que muere con un cuchillo en la espalda".

Por su parte, la portavoz adjunta de Ciudadanos Mercedes Ventura ha dicho que ve "beneficios por todos lados" en la convocatoria electoral y ha alabado la "valentía" de Puig al llamar a los valencianos a las urnas de forma anticipada.

Balance de Les Corts: 60 leyes y algunos temas pendientes

Les Corts Valencianes han quedado este martes oficialmente disueltas con la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat del decreto del adelanto electoral al 28 de abril. Durante la legislatura recién acabada, el Parlamento valenciano ha dado luz verde a más de 60 leyes, aunque quedan en el aire otras iniciativas como la ley de expresidentes, la de diputaciones o la de residuos, propuestas por Podemos, y deja a varias comisiones de investigación como Taula o la de la financiación de PSPV y Bloc sin concluir y, por tanto, sin dictamen.

Consulta aquí más noticias de Valencia.