Pablo Motos, a Hugo Silva: "En tu nueva película estás impresionante como yonki metepatas"

Nathalie Poza y Hugo Silva, en 'El hormiguero'.
Nathalie Poza y Hugo Silva, en 'El hormiguero'.
ANTENA 3

Hugo Silva y Nathalie Poza fueron los encargados de inaugurar la semana de El hormiguero, y visitaron este lunes el programa de Antena 3 para presentar su nueva película, 70 Binladens, que llegará a los cines el próximo viernes día 8 de marzo y en la que comparten protagonismo con Emma Suárez. "No sabía que se llamaba así a los billetes de 500 euros", admitió la actriz.

Los actores interpretan a dos atracadores "bastantes chapuceros", admitió Poza. En ese momento, Pablo Motos le comentó entre risas a Silva: "Como yonki metepatas estás impresionante". A lo que le interprete le contestó: "es que siempre elige las peores opciones".

Pero el presentador le siguió alabando diciéndole que "estás muy bien, ¿cómo sacaste ese personaje? La mirada, la voz, los andares...". "Fue una mezcla de mucha información que me pasó Koldo Serra, el director, para inspirarme", respondió Silva. "Lo bueno de Serra es que te da mucha libertad para proponerle cosas sobre tus personajes, luego ya te puede decir que si o que no", añadió Poza.

Al interpretar a atracadores, Motos quiso saber si alguno de ellos había sufrido algún robo en su vida personal. "Yo sufrí tres atracos casi seguidos cuando vivía con mis padres, e incluso llegué a verle la cara a uno de ellos. Se parecía mucho al personaje de Hugo en la película", recordó Poza. Por su parte, Silva también admitió que había sufrido algún robo "finales de los años 80 y principios de los 90".

Motos también destacó el lado siniestro de Lola, el personaje de Poza en 70 Binladens, porque "da un poco de miedo". Y es que la atracadora tiene un ojo de cristal, que surgió de una curiosa anécdota: "De ella solo sabemos que ha pasado mucho tiempo en la cárcel, que puede matar y que perdió el ojo en una partida de mus extremo. Había que crear un personaje de un gran impacto visual y un día, después de un partido en Bilbao entre el Athletic y un equipo ruso, había un grupo de sus aficionados en el hotel y hacían mucho ruido. En el desayuno me crucé con uno de ellos y tenía un ojo blanco", recordó la actriz.

"Me quedé con esa imagen, y al llegar a Madrid, el director me mandó un mensaje con la foto de un gato tuerto. Entre el gato y el aficionado ruso, apareció Lola", concluyó la actriz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento