Sarah Ferguson habla de su relación con Lady Di: "Era una hermana"

  • La duquesa de York asegura que ella fue tratada de "pecadora" mientras que la princesa de Gales de "santa".
  • Además, se sinceró sobre sus problemas con la comida y el 'bullying' que sufrió por ello.
La duquesa de York, Sarah Ferguson.
La duquesa de York, Sarah Ferguson.
GTRES

Sinceridad. Eso eran lo que desprendían las palabras de Sarah Ferguson cuando hablaba de Lady Di en la entrevista que concedió por sorpresa para Emma García en su programa Viva la vida.

La duquesa de York aprovechó su visita a España para un evento por su activismo y lucha contra la obesidad y habló enante las cámaras de Telecinco repasando ciertas partes de su vida, como su relación con la malograda princesa.

Quien fuera esposa de Andrés de Inglaterra tuvo palabras para la princesa de Gales fallecida en 1997. La prensa decía que se llevaban realmente mal y que tenían una relación mínima, pero nada más lejos de la realidad, según Fergie.

"Una mejor amiga, una hermana", afirmaba Ferguson sobre Lady Di, aprovechando para desnudarse emocionalmente y asegurar que la echa de menos "todos los días". No por nada en la boda de su hija sonó I Vow To Thee My Country, una de las canciones preferidas de la que fue su cuñada.

"Éramos dos mujeres que nos habíamos enamorado de dos príncipes increíbles. Pero a ella siempre la pusieron de santa; y, a mí, de pecadora", confesaba.

Ferguson, que tras su divorcio fue tachada de díscola dentro de la familia real británica por sus conocidas relaciones y su espontaneidad en el día a día, también habló del bullying que sufrió y por el que ahora es imagen de la lucha contra la obesidad.

Comentarios malintencionados

"Me llamaban a duquesa de Pork [cerdo]", comentaba sobre el juego de palabras con el que la tildaban a raíz de su título, a la par que criticaba los bulos que se extendieron sobre ella: "Dijeron de mí que el 80% de las personas preferían acostarse con una cabra a estar conmigo. Eso fue un daño...".

"Cuando una persona está triste y está desanimada, come. Yo lo hice durante muchos años, ser una comedora emocional. Cuando la vida era difícil, y lo sigue siendo, intentas comer como una forma de compensar los sentimientos", se sinceraba .

"Poco a poco empecé a entender lo que hacía con mi vida. Me estaba haciendo daño, es como si estuviera perdida", llegaba a subrayar.

Ahora, la duquesa de York insta a no quedarse callado ni estar "cohibido" a la hora de hablar de este problema, razón por la que, junto al nutricionista Gianluca Mech, está llevando una nueva dieta hiperproteica con la idea de llevar una vida más sana y equilibrada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento