Momo
Boletín informativo de la Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de Tabasco (México) sobre Momo. UIDI FGE Tabasco / Twitter

El fenómeno del 'desafío Momo', la imagen de la escultura de terror Madre Pájaro que está causando una ola de reacciones en las redes sociales entre rumores de que induce a niños a realizar actos peligrosos e incluso al suicidio, tiene preocupado al Dar al Ifta en Egipto.

El organismo encargado de emitir edictos religiosos y velar por la correcta aplicación del islam en este país árabe ha recurrido a las redes sociales con un mensaje que se hizo este sábado viral y en el que llama a las autoridades a que tomen cartas en el asunto, haciendo referencia a la preocupación que ha despertado el asunto en el Reino Unido.

"Cuidado con participar en el juego identificado 'Momo', y aquellos que estén participando que lo dejen rápidamente", indicó el organismo estatal que vela por la orientación de los musulmanes en el país árabe.

El Dar al Ifta no se queda ahí y llama a las autoridades pertinentes a "criminalizar este juego" y a tomar medidas para evitarlo "de todas las maneras posibles".

Padres vigilantes

También llama a los padres a que estén vigilantes y revisen los juegos de sus hijos afirmando que "se dice que mensajes que acompañan la imagen incitan a los niños a realizar actos dañinos a sus seres queridos o a ponerse a sí mismos en situaciones peligrosas, incluso de suicidio".

"Hasta ahora, muchas escuelas en el Reino Unido han emitido alertas para los padres sobre el 'Desafío Momo'", señala el organismo.

El 'desafío Momo', que toma el rostro de la estatua de terror japonesa Madre Pájaro, ha sido objeto de todo tipo de especulación en las últimas semanas en medio de bulos y versiones no verificadas en las redes sociales sobre supuestos casos de niños que podrían haber cometido suicidio siguiendo las instrucciones de este personaje.

En el Reino Unido, esta semana un miembro del Gobierno, Andrea Leadsom, salió al paso de estos rumores, tras ser interpelada ella por un parlamentario conservador, con la afirmación de que no hay evidencias de que se hayan producido tales suicidios.

Sin embargo, las redes sociales siguen hirviendo con supuestas historias que corren como la pólvora y en Youtube hay millones de visitas a vídeos con contenidos relacionados con la inquietante escultura.