Meritxell Batet
La ministra de Administraciones Territoriales Meritxell Batet durante el Consejo Nacional del PSC en Barcelona. EFE

El Consejo Nacional del PSC ha proclamado este sábado a Meritxell Batet como candidata por Barcelona para las elecciones generales del 28 de abril, que la ministra ha planteado como una "encrucijada" entre la "esperanza" del PSOE y unos PP, Cs y Vox en el "córner de la extrema derecha".

Arropada por el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, además de los principales dirigentes y alcaldes del partido, Batet ha sido ratificada para repetir como cabeza de lista de los socialistas catalanes en las generales.

Con un 99,4% de apoyo de los consejeros nacionales tras una votación secreta en urna, Batet ha sido ratificada como candidata por Barcelona, mientras que Marc Lamuà, Joan Ruiz y Montse Mínguez encabezarán la lista por Girona, Tarragona y Lleida, respectivamente.

"Estas elecciones son una encrucijada en la que se plantean dos alternativas: o la continuidad de un Gobierno progresista y dialogante o el acceso al gobierno de tres derechas que piensan hacernos retroceder décadas", ha avisado Iceta, ejerciendo de telonero.

Un Iceta que, para hacer frente a esa España "negra", ha reivindicado la España de "progreso" y ha hecho un llamamiento a salir "todos a la calle" el 8 de marzo para defender los derechos de las mujeres: "Están matando a las mujeres por ser mujeres. Hay hombres que piensan que son de su propiedad. Si las mujeres no son libres, los hombres tampoco".

Esa "encrucijada" del 28-A ha sido esgrimida también por Batet, para quien se deberá decidir "si queremos ir hacia delante o hacia atrás" y ha añadido: "Podemos dar ese salto de modernidad, mirar al futuro y luchar para que haya igualdad real de hombres y mujeres".

"Os quiero decir bien claro que no quiero un gobierno de derechas porque quiero demasiado a este país y a su gente como para tener que sufrir cuatro años más un gobierno más de derechas que nunca. Se ha acabado el centroderecha o la derecha matizada: están todos en el córner de la extrema derecha", ha dicho.

Ha criticado en este sentido que el PP "siempre llegue tarde" a todos los avances sociales y ha reclamado hacer una "política de modernidad" y no una que "nos retrotraiga a un pasado oscuro, en el que se priorizan las trincheras, la crispación y la confrontación. En nuestra España cabemos todos, porque es un proyecto ilusionante".

Ábalos ataca a PP y Cs

Pero ha sido otro miembro del actual Ejecutivo socialista, el ministro Ábalos, quien ha protagonizado el discurso más duro contra PP y Ciudadanos, al tachar de "inútiles" a la formación naranja y de "impostor" al exprimer ministro francés y alcaldable por Barcelona con el apoyo de Cs, Manuel Valls, y ha vaticinado asimismo que Pablo Casado se va a "cargar" al Partido Popular.

Para el ministro, los populares "ahora van sin complejos": "Hasta ahora iban disimulando, iban de centristas. Pero ahora van de derecha derecha y hacen gala de ello, empujados por la ultraderecha. Andan muy a gusto con estos, entre otras cosas porque son los de ellos que se presentan con otra marca". "No le va a salir bien. Y el problema de Casado no es que solamente no le irá bien al PP, sino que se va a cargar al PP", ha aseverado Ábalos.

Pero más tajante ha sido contra Ciudadanos. "Se lo juega todo, porque no van a sobrepasar al PP. Y si no superan al PP, ¿de qué sirve? En política se viene a servir, a ser útiles. Y estos son unos inútiles", ha afirmado.

También ha admitido que le "duele" que Valls, exprimer ministro socialista en Francia, fuera a la manifestación de PP, Cs y Vox en Colón: "¿Recordáis por qué os hicisteis socialistas un día? Yo lo suelo hacer a menudo porque necesito estar bien conmigo mismo. Necesito no sentirme un impostor, sino aquel muchacho de 16 años".

"Y el día que no me reencuentre conmigo, no soy nada. Soy un impostor —ha proseguido—. Si uno se traiciona, no tiene nada que ofrecer al resto. Puede engañarse y negarse a sí mismo, pero a la historia de este país no. Un progresista no va a un acto donde vayan nazis y franquistas, donde esté Falange y Hogar Social. ¿Eso es ignorar nuestra historia o es despreciarla?".

Porque, ha añadido, "si no conoces y respetas la historia de este país, no te presentes como demócrata. Estás de más", ha dicho Ábalos, que ha afeado también a Cs que "los que vienen a regenerar la política van a los mercados de ocasión a traer viejos políticos".

Ha aludido así al fichaje del exministro socialista Celestino Corbacho como número dos de Valls. "¿Se puede regenerar algo cuando uno se traiciona a sí mismo? Se piensan que es un mérito ir por ahí cultivando transfuguismos", se ha preguntado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.