La intervención en este grupo residencial, titularidad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), ha sido adjudicada recientemente a la empresa Construcción y Cerámicas Lago con un presupuesto de 98.602,37 euros, según ha explicado la Junta en un comunicado.

La delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Mercedes Colombo, ha informado de que la actuación se enmarca en el programa de incentivos para la intervención de rehabilitación energética sostenible impulsado por la Agencia Andaluza de la Energía y se ejecutará con iniciativas para el fomento del empleo de personas en situación o riesgo de exclusión social.

La inversión en esta actuación será financiada en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del programa operativo Feder de Andalucía 2014-2020, a través de la convocatoria de incentivos para 2017-2020, mientras que el 20 por ciento restante lo aportará la Junta de Andalucía con fondos propios.

Las obras serán ejecutadas por la empresa Construcción y Cerámicas Lagos, que para culminar los trabajos dispondrá de un plazo de cuatro meses. Una vez que se ha firmado el contrato, las obras podrán iniciarse en el plazo aproximado de un mes.

Con esta intervención, la Junta de Andalucía pretende "renovar y conservar los elementos de los edificios que conforman esta promoción, un conjunto de diez viviendas unifamiliares de dos plantas, con dos, tres y cuatro dormitorios, que presentan cierto deterioro a consecuencia de las humedades generadas por las filtraciones en el interior provocadas por el mal estado de las cubiertas y la degradación del revestimiento de pintura de las mismas".

Los trabajos previstos consistirán en la sustitución de las cubiertas actuales por otras invertidas con aislamiento térmico, instalación de un sistema de aislamiento térmico en las paredes exteriores de las viviendas para conseguir una mejora del aislamiento térmico y, con ello, un mayor aprovechamiento de la energía. También se sustituirán algunas ventanas de aluminio.

Con el fin de comprobar los resultados de las mejoras que se van a ejecutar, "en dichas viviendas se instalará un equipo para monitorizar los consumos eléctricos, las condiciones de confort de las viviendas y la calidad del aire".

Las viviendas objeto de la actuación forman parte del parque residencial público en alquiler titularidad de AVRA y están habitadas por familias con bajos ingresos económicos, dándose casos de inquilinos con necesidades especiales. Estas circunstancias justifican "una intervención integrada en favor de las comunidades marginadas, con atención especial a los vecinos durante el desarrollo de las obras".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.