Daños de las inundaciones en un puente en Los Corrales
Daños de las inundaciones en un puente en Los Corrales EUROPA PRESS - Archivo

Cantabria ha remitido esta semana sendas cartas al Gobierno de España y a la Comisión del Arco Atlántico en las que solicita apoyo económico para hacer frente a los "cuantiosos" daños causados por el temporal de lluvias registrado en la región entre el 23 y 25 de enero, cifrados en casi 16,2 millones de euros, pide la declaración de Zona Gravemente Afectada y que se estudien vías de acceso a ayudas europeas.

Así, en una carta dirigida a la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota, solicita que el Gobierno central "se sume al marco de cooperación" que el Ejecutivo regional mantiene con los ayuntamientos y las distintas instituciones y entidades implicadas "en aras a sufragar los elevados costes económicos" estimados para reparar los efectos de las inundaciones.

En su misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, Sota recuerda que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 25 de enero un Real Decreto por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los daños causados por los temporales y otras situaciones catastróficas. En este sentido, solicita al Gobierno que "contemple a Cantabria como receptora de ayudas a través del Real Decreto correspondiente".

Asimismo, pide que se tenga en consideración "la magnitud" de la estimación de los daños ocasionados por las inundaciones, "que debería venir acompañada de la valoración sobre la consideración como Zona Afectada Gravemente por una emergencia de Protección Civil".

También pide que "se exploren cuantas vías de acceso a las ayudas europeas sean posibles". En este marco, añade, aunque la solicitud sea de competencia estatal, el Ejecutivo cántabro está en contacto con la presidenta de la Comisión del Arco Atlántico de la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas de Europa, para conocer si otras regiones, además, de las españolas, han sufrido una situación similar "y establecer cauces de colaboración".

A este respecto, en la carta remitida a la presidenta de la Comisión del Arco Atlántico, Christelle Morançais, el consejero explica que el Gobierno de Cantabria está acometiendo "actuaciones prioritarias" en los servicios e infraestructuras que requieren con urgencia "un gran esfuerzo económico" por lo que pide que "explore todas las opciones para el acceso a las ayudas de emergencias (Fondo Europeo de Solidaridad), en orden a contribuir a paliar las consecuencias de las "gravísimas inundaciones".

DAÑOS DEL TEMPORAL

En ambos escritos, el consejero detalla que el "intenso temporal" registrado en esas fechas obligó al Gobierno a activar el Plan Territorial de Emergencias de Cantabria (PLATERCAN) en distintas fases de emergencia, vigilancia y seguimiento, que conllevó la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Explica que el temporal, que ocasionó "cuantiosos daños" en infraestructuras y equipamientos, obligó a evacuar a 156 personas por inundaciones en sus viviendas, y se produjeron 171 desprendimientos de rocas y barro que provocaron el corte de 17 carreteras, dejando a muchos municipios sin abastecimiento de agua potable e incomunicados, lo que provocó el cierre de colegios y la suspensión de las clases.

Destaca asimismo que se han evaluado 150 incidencias en carreteras de la red autonómica con cortes totales y/o parciales que han dado lugar a 48 declaraciones de emergencia, en su mayoría para atajar los desperfectos ocasionados por el agua en diversas carreteras autonómicas.

A ello añade los "numerosos" desperfectos registrados en 235 caminos rurales, pistas forestales y otras infraestructuras agrarias en 45 municipios de los 102 de la región, así como estragos "muy importantes" en la red de abastecimiento de aguas los planes hidráulicos y los sistemas de saneamiento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.