Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la acusadas se pusieron de acuerdo para robar en el establecimiento 18 prendas de ropa valoradas en 483 euros, a las que despojaron previamente las alarmas para poderlas pasar por caja.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Granada las condenó por estos hechos, pero ambas recurrieron. Una de ellas alegó que la grabación de las cámaras de seguridad evidencia que cada una deambulaba separada de la otra por el establecimiento y que no está acreditado el número total de prendas sustraídas, lo que, desde su perspectiva, debía dar lugar a su absolución.

La Sección Segunda de la Audiencia rechaza su recurso y considera acreditado que ambas concertaron previamente llevarse todas las prendas que pudiesen del interior del comercio y que lo hicieron retirando, con instrumentos adecuados, las alarmas de seguridad que las protegían, dejándolas luego camufladas entre otras ropas que no se llevaron.

Agrega la sentencia que la acreditación del número de prendas que fueron sustraídas se corresponde con el del de etiquetas y alarmas halladas por los dependientes sin estar adosadas a ningún artículo a la venta, y también condena a las dos mujeres a pagar una indemnización conjunta al establecimiento de 483 euros.

Consulta aquí más noticias de Granada.