García le ha recordado que llegó al puesto por los concejales del PP, por lo que "no tiene ningún derecho a engañar o traicionar" la voluntad democrática de los abulenses y "aprovecharse de los recursos públicos de la institución", ha dicho tras anunciar su baja para presentarse como candidato a la alcaldía de Ávila por el nuevo partido Por Ávila.

Ha calificado esta decisión de "una aventura que colme sus ambiciones personales", a la vez que ha dicho que el PP aún no ha decidido la postura a tomar porque "todos los escenarios están abiertos" y "se valorarán en los próximos días".

Ante la posibilidad de una moción de censura, ha dicho que sería necesaria "una mayoría cualificada". "Utilizar los recursos de una institución para una campaña a alcaldía de Ávila no parece ni ético ni reivindicativo, ni es para dar muchas lecciones a nadie", ha expresado.

García ha ofrecido "un mensaje de firmeza democrática frente a intereses personalistas" y ha rechazado las acusaciones de ser "un partido acomodado", apuntadas por Sánchez Cabrera.

También ha defendido la candidatura de Sonsoles Sánchez-Reyes a la alcaldía de Ávila para "los abulenses que huyen del populismo y la demagogia".

La intervención de García se ha producido tras una reunión con los diputados provinciales del PP, a la que ha acudido "la gran mayoría", según ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Ávila.