Chus Lago y Verónica Romero tras su llegada al aeropuerto de Vigo
Chus Lago y Verónica Romero tras su llegada al aeropuerto de Vigo EUROPA PRESS

Tras ser recibidas con abrazos y sonrisas por sus familiares y amigos,

dos de las tres componentes del equipo -la tercera se ha quedado en Madrid con sus allegados- han asegurado que se trató de una experiencia dura, aunque ya han comenzado a plantearse otra posible expedición.

Este trayecto forma parte del proyecto 'Compromiso por la Tierra', que aspira a concienciar sobre las consecuencias del cambio climático a través de la realización travesías que suman 1.500 kilómetros durante tres años. En concreto, la del lago Baikal ha sido la tercera, después de las llevadas a cabo en Laponia y la isla de Baffin.

Respecto a la travesía por el lago siberiano, Verónica Romero ha indicado que se ha tratado de una experiencia "dura", aunque "brutal", en la que el "mayor enemigo" fue el frío. En concreto, el equipo de expedición se enfrentó a temperaturas de -40º, cuya sensación térmica llegó a ser de -50º.

Además, excepto el último día, gozaron de cielos despejados y bajas temperaturas, lo que facilitó que el hielo se mantuviese congelado y pudiese ser posible caminar de un modo más seguro.

INCONVENIENTES EN LA TRAVESÍA

Los mayores problemas los encontraron durante las primeras jornadas, ya que los materiales se les rompieron, según ha explicado Verónica Romero, quien ha añadido que no esperaba encontrar una cantidad de grietas tan alta. De hecho, ha asegurado que algunas de estas aberturas alcanzaban varios "kilómetros" de longitud, lo que supuso que tuviesen que descifrar cómo enfrentarse a ellas.

Asimismo, Chus Lago ha detallado que, en especial, durante los primeros días, dudaron de que fuese posible completar las etapas, aunque, una vez que entendieron "la filosofía del hielo" -en referencia a cuándo era seguro pisar ciertas partes congeladas-, comprobaron que sí podrían finalizar la expedición.

También ha explicado que, durante la ruta, coincidieron con pescadores, residentes de la zona y dos equipos del parque nacional, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.