Los dos nuevos camiones cisternas de baldeo que se ponen en marcha se unen al que está ya funcionando desde principios de año. Dos de ellas tienen capacidad para 8.000 litros de agua y una de ellas, más reducida y con menor peso para calles con limitación, puede transportar hasta 6.000 litros.

A esto se suma la renovación de los contenedores de carga lateral de 3.200 litros de capacidad, que se inició parcialmente en 2016 con la adquisición de 90 contenedores de carga lateral, y que se completará, antes del mes de mayo, con la sustitución de otros 365. Estos contenedores son más cómodos para los usuarios, con bocas de carga más amplias y más fáciles de accionar, además de presentar una formas más redondeadas e integradas en el entorno.

Los nuevos vehículos son más silenciosos y eficientes que los anteriores al no disponer de motor auxiliar para el funcionamiento de la bomba de agua, que ahora tienen accionamiento hidrostático con conexión al sistema de toma de fuerza del camión, ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

Estos dos vehículos se dotan con bombas que proporcionan caudales de hasta 15 metros cúbicos a la hora y presiones de 15 bares y van equipados con barra baldeo delantera en abanico y "patos", devanadera trasera hidráulica con 20 m manguera y boca auxiliar en lateral derecho, que permite el baldeo manual tanto desde atrás de camión como desde un lateral, agilizando el baldeo de calles perpendiculares a las que circula el vehículo.

La otra cisterna de 8.000 litros hidrostática, dispone de una bomba de caudal variable según necesidades, que permite llegar hasta los 110 bares de presión con un caudal máximo de diez metros cúbicos a la hora.

Además de estos vehículos, a mediados de marzo y durante siete meses, que son los de mayor ocupación y presencia ciudadana en las calles, se amplía el servicio de limpieza viaria con seis nuevos operarios -ocho en julio y agosto- que reforzarán los servicios actuales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.