Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los hechos sucedieron este pasado jueves, minutos antes de las 18.00 horas, en un supermercado de Barakaldo. Agentes de la Comisaría de Sestao se dirigieron al lugar al recibir el aviso de un robo, en el cual el presunto asaltante esgrimía un cuchillo de grandes dimensiones e iba vestido con ropa de camuflaje.

Al llegar al lugar, las patrullas comprobaron que el hombre se encontraba en una zona del establecimiento esgrimiendo el arma blanca, mientras en el lado opuesto trataban de alejarse el personal del establecimiento y algunos clientes.

Los agentes indicaron en repetidas ocasiones al hombre que arrojara al suelo el cuchillo, pero el agresor, por el contrario, se abalanzaba contra los ertzainas, los cuales debieron retroceder en varias ocasiones para evitar ser agredidos.

El hombre mantuvo sus intenciones de lesionar a los agentes, hasta que estos, haciendo uso de sus recursos, procedieron a reducirle y a detenerle.

Antes de que llegaran las patrullas, el individuo había intentado robar diversos artículos en el supermercado y, al pasar por la línea de cajas sin pagar, sacó el cuchillo y lo colocó a la altura del pecho de la empleada, que le había reclamado el abono de los productos.

El detenido, un hombre con antecedentes por delitos contra la propiedad, ha sido puesto este mediodía a disposición del Juzgado de Barakaldo, y la autoridad judicial ha ordenado su ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.