Carmen Calvo
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante una rueda de prensa tras una reunión del Consejo de Ministros. EFE/ Ángel Díaz

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha criticado este viernes la "cadena de obstáculos" que la familia Franco ha venido poniendo a la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caidos y que esta semana se ha sustentado con la suspensión de la licencia para ello del ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial como consecuencia de una demanda interpuesta por el "entorno del dictador".

Aunque Calvo ha asegurado que esta decisión judicial "no afecta al procedimiento" administrativo que sigue el Gobierno para exhumar los restos de Franco, ha afirmado que el plazo para su salida del Valle de los Caidos queda pendiente de "los siguientes avatares".

"En este momento, ni yo ni nadie podría decir cuáles van a ser los siguientes avatares en esta obstrucción constante de la familia del dictador", ha dicho la vicepresidenta, que ha recordado que la demanda que se ha admitido a trámite forma parte de quince presentadas en total, de las cuales "diez han sido rechazadas, cuatro están pendientes y sólo una ha prosperado, con elementos muy secundarios".

La demanda que esta semana ha provocado la suspensión de los permisos para exhumar a Franco ha sido admitida a trámite por un juzgado de primera instancia y Calvo ha recordado que sólo el Tribunal Supremo es competente para "fiscaliza" los actos del Gobierno que, ha recordado, es "democrático, constitucional y legítimo".

Diferencias dentro de la Iglesia

Por otra parte, Calvo también ha restado importancia a las diferencias que parecen existir dentro de la Iglesia católica, desde el Vaticano que ha asegurado al Gobierno que no obstaculizará la exhumación hasta el prior de la basílica del Valle de los Caídos que la rechaza de plano.

La vicepresidenta ha recordado que está clara la ley que dice que los restos de Franco deben salir del Valle de los Caídos que, más allá de eso, corresponderá a la Iglesia gestionar sus competencias.

"No es un asunto del Gobierno sino de la Iglesia católica", ha dicho Calvo que ha apuntado que "la verdad" es que "el Gobierno está aplicando una ley y lo puede hacer por diferentes procedimientos".

"Nos preocupa la cadena de obstáculos de la familia del dictador y no entramos en la organización de la Iglesia católica para proceder a la exhumación en cumplimiento de una ley", ha dicho.