Pedro Sánchez
 El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la visita. EFE/ Fernando Alvarado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evitado en su visita oficial a ARCO pasar cerca del 'ninot' de Felipe VI de cera que sobresale de la galería Prometeo, al igual que ya hicieran el pasado jueves 28 de febrero los reyes en el tradicional recorrido por la feria de arte.

Durante la visita de Sánchez, el líder socialista ha recibido este viernes elogios tanto de varios de los galeristas que ha visitado -por el apoyo que supone- como los visitantes de la feria, ya abierta al público y que han pedido en varias ocasiones 'selfies' a Sánchez y le han dicho palabras de ánimo.

El presidente del Gobierno ha sido recibido tanto por el director general de Ifema, Eduardo López-Puertas, como por los directores de ARCO, Carlos Urroz y Maribel López. Sánchez no es el primer presidente del Gobierno que organiza una visita a la feria de manera oficial en el cargo, ya que José María Aznar también la visitó, según han confirmado a Europa Press fuentes de ARCO.

El presidente del Ejecutivo ha iniciado el recorrido por el pabellón 7, con la mítica galería de Helga de Alvear. La propia De Alvear, que previamente ha comentado con humor que votaría a Sánchez, ha recibido al dirigente con una sonrisa y han conversado unos minutos.

Se da la circunstancia de que esta galería fue la que albergó el año pasado la polémica pieza de 'Presos políticos', que fue retirada y que también es obra de Santiago Sierra -uno de los autores del 'Ninot' junto a Eugenio Merino-. Este año, la galerista presenta obra de Julian Rosefeldt, en la que destaca una serie fotográfica con la actriz Cate Blanchett.

"Me ha dicho que es la actriz más guapa que existe", ha comentado la galerista entre risas. De Alvear ha contado cómo ha explicado a Sánchez la obra 'The world is always the vanguard of action', en favor de los Derechos Humanos. "Me ha dicho que ojalá haya mucha gente que defienda esos derechos", ha apuntado.

La siguiente parada ha sido en la galería catalana Miguel Marcos, donde el propietario le ha enseñado, entre otras, obra de Manolo Quejido. "Tenemos un presidente muy educado. ¡Y al natural es más guapo!", ha señalado a diversos medios tras el paso del dirigente político.

Sánchez también ha dedicado tiempo en su visita -de unos 40 minutos- al 'stand' del país invitado, Perú, donde el comisario Jorge Villacorta ha destacado que la obra que más le ha llamado la atención ha sido la textil y también "reconoció en una de las proyecciones arquitectura inca, que había visto en un viaje a Cuzco".'

'Selfies' e incidente

Tras esta parada, se ha dirigido al pabellón 9 donde se encuentra el polémico 'Ninot'. No obstante, en este espacio únicamente se ha detenido en tres galerías, empezando por la catalana Bombón Projects donde ha observado las piezas de Ana Dot -entre ellas, un ventilador cuyo ritmo replica la lectura de un discurso-.

Con varias paradas para los 'selfies' solicitados por la gente -"muy amable y adelante", le han animado-, la acumulación de gente también ha provocado un pequeño incidente. Una pieza de la galería portorriqueña Embajada, de la artista Claudia Peña, ha sido derribada y recolocada de nuevo por los galeristas, pues estaba lista para ser enseñada a un comprador.

Posteriormente, ha hecho un alto en la galería Sabrina Amrani, de la presidenta de la asociación de galerías ArteMadrid, en la que ha podido observar la obra de Jong OH, un artista coreano que trabaja con piezas de cristal, o de Joël Andrianomearisoa, con una obra negra de papeles de seda.

Antes de finalizar la visita con la despedida de las autoridades, Sánchez ha culminado el recorrido con otra galería mítica, la de Juana de Aizpuru -fundadora de ARCO en 1982-. Tras conversar animadamente con su hija -Juana de Aizpuru no ha acudido por "un desayuno en la galería", ha podido observar entre otras las fotografías de Wolfgang Tillmans.