La Ribina
Imagen de la carretera en el paraje de La Ribina, Almería. GOOGLE STREET VIEW

La Guardia Civil ha detenido a un conductor de 27 años que huyó presuntamente de un control de tráfico en Vera (Almería) cuando pilotaba ebrio a gran velocidad, intentó atropellar a los agentes e impactó con unos olivos, tras lo que se encaró con los agentes y se resistió al arresto.

La actuación se saldó, asimismo, con la detención de otro joven de 23 años que iba, junto a una menor de 16 años, en el interior del turismo y que también arremetió contra la Guardia Civil.

Los hechos se remontan al día 14 en un control de tráfico instalado en el paraje La Ribina cuando los agentes vieron venir a un vehículo "a gran velocidad", por lo que le dieron el alto.

El conductor no aminoró la marcha sino que la aumentó de manera "deliberada", cambiando su trayectoria hacia donde se encontraban los agentes con la intención de atropellarlos, si bien estos esquivaron el golpe saltando hacía un lado.

En su huida, circuló a gran velocidad "con total desprecio hacia las normas de uso de la vía, invadiendo el carril contrario en multitud de ocasiones" y tomando carreteras convencionales que se salió de vía y colisionó con varios olivos.

Dos de los ocupantes, entre ellos el piloto, iniciaron la huida a pie mientras que un tercero, al ser sorprendido por los agentes cuando intentaba salir del coche, arremetió en varias ocasiones contra ellos, por lo que fue identificado como S. N. y detenido como autor de un presunto delito de desobediencia grave.

Instantes después los agentes realizaron una batida por la zona para localizar a las dos personas que habían huido del lugar del accidente y cercaron a uno de ellos, al que identificaron como H. N., conductor y propietario del vehículo.

Tras dar positivo en la prueba de alcoholemía, procedieron a su detención como presunto autor de un delito de conducción temeraria, un delito de atentado a agente de la autoridad, un delito de desobediencia grave y un delito de resistencia activa.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para la localización de la segunda persona que abandonó el lugar del accidente, por lo que no se descartan nuevos arrestos.

Igualmente se estudia la posible relación del vehículo accidentado con varios de los robos realizados en la localidad de Vera, donde el nexo de unión entre ellos es un vehículo de las mismas características.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, han sido remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Vera (Almería).

Consulta aquí más noticias de Almería.