Rebeca Pérez da cuenta de los acuerdos de la Junta junto al alcalde y el resto d
Rebeca Pérez da cuenta de los acuerdos de la Junta junto al alcalde y el resto d EUROPA PRESS

La Junta de Gobierno ha aprobado este viernes el proyecto y pliego de condiciones para la contratación de la obra del Proyecto de Reconfiguración de la Red de Fibra Óptica municipal, en el marco del proyecto de Smart City MiMurcia. La obra cuenta con un presupuesto de 500.009,88 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, desde la fecha establecida como comienzo oficial de las obras.

El objetivo del proyecto es reconfigurar y modernizar la red de comunicaciones por fibra óptica municipal existente, de forma que el proyecto Murcia Smart City, que se va a coordinar desde el Centro Único de Seguimiento, pueda avanzar y ofrecer nuevos servicios para los vecinos del municipio, según ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Gobierno, Rebeca Pérez, acompañada del alcalde José Ballesta y el resto del equipo de Gobierno.

El Centro Único de Seguimiento (CEUS), ubicado en la planta baja del edificio Abenarabi, será el centro de operaciones y control de la ciudad. Esto permitirá una mayor coordinación entre las diferentes actuaciones de los Servicios municipales, facilitando la interacción entre ellos, y que tendrá como consecuencia una mayor eficiencia en la gestión de la ciudad, ya que se recogerá información en tiempo real, y se plasmará un mejor servicio al ciudadano.

Se cambiará completamente la estructura y topología de la red, facilitando su uso compartido con otros servicios municipales, habilitando múltiples puntos de acceso a la red por toda la ciudad, ha añadido la edil.

EL CENTRO NEURÁLGICO DE LA CIUDAD

La sala para el Centro Único de Seguimiento tendrá una superficie de 320 m2, repartidos en una zona de vestíbulo-escaparate para que los ciudadanos puedan observar el funcionamiento de esta tecnología, una sala de crisis y una sala fría necesaria para el funcionamiento del centro de control. Contará también con un sistema de 66 monitores que van a permitir unificar el control de los servicios.

CEUS será el cerebro de la ciudad, un centro de control en el que se podrán evaluar, decidir y ejecutar medidas urgentes ante situaciones de emergencia contando con toda la información disponible, al tiempo que será un espacio de demostración tecnológica abierto a todos los ciudadanos.

Para ello, se implantarán en los próximos meses más de 300 sistemas inteligentes y componentes tecnológicos del proyecto 'MiMurcia', que supondrán la ampliación de la cobertura WiFi en plazas, parques y jardines, paneles que informan sobre las plazas libres de aparcamiento, pasos de peatones inteligentes y estaciones de monitorización ambiental para medir la calidad del aire, entre muchas otras actuaciones de sensorización previstas.

Esto permite que la gestión inteligente de las ciudades, el modelo 'Smart' aplicado al ámbito de lo público, consiga poner esos avances tecnológicos al servicio de las personas para mejorar su calidad de vida y las prestaciones de los servicios públicos que reciben.

Consulta aquí más noticias de Murcia.