La sobremesa televisiva norteamericana está en crisis.

La historia de amor entre
Luke Snyder and Noah Mayer, dos de los protagonistas del culebrón de la CBS As the world turns, ha suscitado una gran polémica entre los seguidores de la serie. Y no porque se trate de una relación gay, sino por sus escasas muestras de cariño mutuo.

Cuando Luke y Noah comenzaron su romance en 2007, este culebrón que lleva en antena ya 51 años, no pasaba por su mejor momento en cuanto a audiencias. Ahora, As the world turns hasta le planta cara a Hospital General, de la ABC, uno de los productos más potentes en EE.UU, llegando a superarle en share.

El beso del millón de visitas

Pero la locura se desató en el mes de agosto, cuando los actores se besaron por primera vez. Aunque no faltaron las críticas desde sectores conservadores, lo cierto es que el vídeo de la escena colgado en Youtube tuvo un millón de visitas. Y ellos se convirtieron en la pareja de moda.

Los actores no se han vuelto a besar, sólo hablan y se abrazan
Ahora, meses después y tras abrir el camino a otros en su franja televisiva -el horario nocturno es otra cosa-, Luke y Noah parecen vivir un amor platónico que suscita las iras de los seguidores del culebrón, que piden más 'tomate' entre la pareja. No se han vuelto a besar, sólo hablan y se abrazan.

Los fans se han organizado en 'La campaña del beso', pidiendo a la CBS y a Procter & Gamble Productions que pongan remedio al asunto. A través de internet -fotos, webs- claman porque el acercamiento entre los actores no se demore más. Está por ver aún si todo responde a una estrategia de marketing.

¿Sería imaginable una boda homosexual en la televisión norteamericana en la hora de la siesta y al estilo de Aída o Los Serrano? Ahí queda eso...