Tana Rivera
Tana Rivera Martínez de Irujo, en la corrida goyesca de Ronda el pasado 1 de septiembre. GTRES

Que los 20 años es una edad complicada lo va empezando a saber día a día Tana Rivera, quien, tras una puesta de largo llena de famosos y amigos, tiene que aprender a lidiar la vida adulta con los estudios, la familia... y el amor.

Y es que su madre, Eugenia Martínez de Irujo, que vive un momento dulce de su vida junto a Narcís Rebollo, ha desvelado a la revista Semana que la joven ha roto con su hasta ahora novio, Curro Soriano, el campeón de pádel con el que salía.

La primera vez que se les vio juntos fue en unas fotografías de ambos paseando por Marbella durante el verano, pero no fue hasta el 3 de septiembre, en una corrida goyesca en Ronda (Málaga) hasta que posaron juntos.

A pesar de su juventud, ambos habían acordado alejar la relación de las redes sociales. Sobre todo porque él, sevillano de 22 años, estaba centrado en su trabajo como deportista y ella, en los estudios en un módulo de ADE en la Universidad CEU.

Esta discreción está haciendo que Tana pueda pasar más desapercibida, lo que es su deseo. Tiene una magnífica relación con su madre y Narcís, con quienes vive, pero también con su padre, Francisco Rivera, aunque hace pocos meses se fue a vivir con él y solo duró 6 días en Sevilla.

El torero explicó esta decisión así: "Estoy muy orgulloso de mi hija. No ha cambiado ningún sentimiento. No ha habido nada raro en su marcha. Tana no acaba de sentirse a gusto en Sevilla porque tiene su vida montada en Madrid desde hace muchos años".

Además, conoció a su segundo hermano, Curro, fruto de la relación de Fran con Lourdes Montes.