Esta medida llega después de la reunión que la pasada semana mantuvieron sus representantes para "abordar de forma conjunta los problemas derivados de la proliferación de los salones de juego y las casas de apuestas, así como del juego online".

Según han detallado, "ambos colectivos están muy preocupados por esta problemática invisibilizada que cada vez afecta a más jóvenes y personas vulnerables y con bajo nivel de recursos e ingresos, para quienes exigen una mayor protección por parte de las administraciones".

En esta misma línea, han reclamado también un aumento de campañas de sensibilización y prevención municipales; la eliminación de publicidad en marquesinas, "especialmente en el entorno de los centros educativos"; un "mayor control policial" para garantizar que los menores de edad no acceden a establecimientos de apuestas; la inclusión de las ludopatías dentro del Plan Municipal de Drogodependencias y el "endurecimiento" de los requisitos para la instalación de estos negocios.

En este sentido, Fevesa y Asaljar han cuestionado y han considerado "insuficiente" que "solo se establezca una distancia mínima de 100 metros con los centros escolares".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.