Según figura en la resolución final del expediente sancionador, emitida el pasado 21 de febrero y recogida por Europa Press, la empresa en cuestión habría sido objeto de inspecciones los días 30 de noviembre de 2017 y 19 de diciembre de 2017 por parte del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte, inspecciones saldadas con el aviso de los técnicos respecto a "deficiencias higiénico sanitarias" en este establecimiento.

En concreto, los inspectores del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte habrían constatado que los responsables de la empresa no acreditaban el control de temperatura en las cámaras de frío ni "la formación de manipulador de ninguna de las personas que se encuentran trabajando en el establecimiento", así como tampoco tendrían "implantado ni documentado los requisitos simplificados de higiene", toda vez que persistía "suciedad en determinadas zonas".

Al respecto, el expediente sancionador recuerda que la Ley de Salud Pública de Andalucía "establece como infracción leve el incumplimiento por parte de las personas jurídicas de los requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidos en la normativa sanitaria, así como cualquier otro comportamiento, a título de imprudencia oinobservancia, siempre que se produzca alteración o riesgo sanitario y este sea de escasa repercusión", contemplando para este supuesto una sanción de hasta 3.000 euros.

Y después de que en agosto de 2018 arrancase la instrucción del expediente sancionador y los responsables de la empresa afectada no hayan formulado alegaciones, según figura en la resolución final del procedimiento, el Ayuntamiento de Guillena ha concluido el mismo imponiendo una sanción de 800 euros a esta empresa por "cuatro infracciones administrativas" de carácter leve tipificadas en la Ley de Salud Pública de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.