Impartido por María Jesús Jarque Fuertes, doctora en Farmacia y directora del Laboratorio de la institución colegial, esta iniciativa pretende proporcionar al farmacéutico de oficina de farmacia la formación teórica y práctica necesaria para poder elaborar fórmulas magistrales y preparados oficinales, aplicando las normas de correcta elaboración y control de calidad.

Este curso responde al empeño del presidente del Colegio de Farmacéuticos de Valladolid, Carlos Treceño, por la formación "continuada, innovadora, de calidad y acreditada", han informado a Europa Press fuentes de la organización colegial.

Los farmacéuticos que participen ampliarán sus conocimientos y habilidades en la elaboración de fórmulas magistrales de uso común en las oficinas de farmacia en categorías como soluciones, jarabes, pastas, pomadas, emulsiones, geles, cremageles, papelillos y cápsulas.

También tendrán más claro el criterio para discernir las fórmulas magistrales susceptibles de ser dispensadas con cargo al Sistema Nacional de Salud y se adiestrarán en su tasación, ha explicado el Colegio.

El programa consta de una primera fase teórica realizada a través del Aula Virtual, que comienza este 25 de febrero y dura seis semanas; y una parte presencial con cinco talleres prácticos en el Laboratorio del Colegio.

CONTENIDOS

El primero de ellos tendrá lugar el 25 de marzo y consistirá en un taller interactivo donde, a partir de una prescripción médica, se rellenará la ficha del paciente, el registro y especificaciones de materias primas, el registro del material de acondicionamiento, se explicará cómo redactar el procedimiento normalizado (PN) de elaboración y el prospecto y, finalmente, el etiquetado. Todo ello con los boletines de análisis y las fichas técnicas de las materias primas a disposición de los alumnos.

Las prácticas de laboratorio se desarrollarán entre los días 1 y 4 de abril y a lo largo de una de ellas se completará una guía de elaboración, control y registro, y se preparará el etiquetado.

Para poder acceder a las prácticas de laboratorio es preciso que el alumno haya completado satisfactoriamente todas las actividades de la fase no presencial (tareas, autoevaluaciones y examen).

Para finalizar el curso, los alumnos realizarán una prueba práctica que integre conocimientos y habilidades, consistente en la redacción de un procedimiento de elaboración y control a partir de una prescripción de una fórmula magistral.

"Confío en que la constante formación y actualización de conocimientos de los farmacéuticos de Valladolid sirva para desempeñar nuestro rol de agentes de salud con profesionalidad y reconocimiento por parte de los pacientes a los que atendemos", ha señalado Carlos Treceño, quien considera que este curso cubre un "aspecto esencial" del boticario y les diferencia de otro tipo de profesionales sanitarios.

"Por eso, la rigurosidad y calidad de los contenidos teóricos y prácticos ha sido meticulosamente planificada", ha concluido el presidente del Colegio.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.