António Costa
El líder del Partido Socialista portugués, António Costa. EFE

El Gobierno portugués aprobó este jueves decretar día de luto nacional el 7 de marzo, víspera del Día Internacional de la Mujer, para rendir homenaje a las víctimas de violencia doméstica y a sus familias.

En un comunicado, señaló que es "fundamental" luchar contra la "banalización y la indiferencia" y homenajear a las víctimas para asegurar la concienciación sobre esta "tragedia".

"La violencia doméstica constituye una realidad social intolerable e inadmisible en un país desarrollado, que exige una acción determinada y la congregación de esfuerzos de toda la sociedad para defender, de forma intransigente, la integridad y la dignidad de las mujeres", añade.

Ese día se reunirá por primera vez la comisión técnica que debe presentar propuestas para prevenir y combatir la violencia machista en un plazo de tres meses.

La creación de esta comisión fue decidida el 7 de febrero en una reunión extraordinaria entre el primer ministro, el socialista António Costa; la fiscal general, Lucília Gago, y representantes de las fuerzas de seguridad y responsables de las carteras de Interior y Justicia.

En el encuentro se decidió reforzar los mecanismos de protección de las víctimas de violencia machista en las 72 horas siguientes a la denuncia con gabinetes de apoyo en los departamentos de investigación penal y mayor articulación entre fuerzas policiales, Justicia y ONG.

También se agilizará la recogida, tratamiento y cruce de datos oficiales de las fuerzas de seguridad y la Fiscalía y se reforzarán los modelos de formación en violencia machista, que serán comunes para la Policía de Seguridad Pública, la Guardia Nacional Republicana, los magistrados y los funcionarios judiciales.

La comisión técnica, que se decidió tras el asesinato de una niña de dos años por su padre, que también mató a su suegra para vengarse de su expareja, deberá presentar propuestas concretas para poner en práctica estas mejoras.