La declaración de Colau en el juicio del procés: "Si estamos aquí por el 1-O, deberíamos estar millones de personas"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, atiende a los medios a la salida del Tribunal Supremo tras declarar como testigo en el juicio del procés.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, atiende a los medios a la salida del Tribunal Supremo tras declarar como testigo en el juicio del procés.
EFE
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido este jueves que el referéndum "no fue de ninguna institución ni partido, sino de la gente" y ha lamentado que se juzgue a líderes políticos por esa consulta: "si estamos aquí por el 1-O, deberíamos estar millones de personas".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido este jueves que el referéndum "no fue de ninguna institución ni partido, sino de la gente" y ha lamentado que se juzgue a líderes políticos por esa consulta: "si estamos aquí por el 1-O, deberíamos estar millones de personas".

En su declaración como testigo en el juicio del procés, Colau ha confesado que se le "parte el alma" por el hecho de que el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, esté en prisión preventiva, como el resto de acusados, puesto que se trata de una persona "muy querida, pacífica, de consensos, dialogante".

Para la alcaldesa de Barcelona, el 1-O fue "una movilización inaudita" fruto de "millones de personas autoorganizadas", que guarda "cierto paralelismo" con los centenares de "acciones de desobediencia civil" contra los desahucios en que ella participó como líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

"Fue una movilización pacífica y determinada y organizada por la gente", ha insistido Colau, que cree que el 1-O "maravilló" a mucha gente por el tipo de movilización.

Se reunió con Puigdemont tras la suspensión del 1-O

Además, ha reconocido que después de que el Tribunal Constitucional anulara el decreto de convocatoria del referéndum del 1 de octubre, se reunió con el expresidente catalán Carles Puigdemont y que ambos entendieron que esa suspensión se limitaba a los "efectos jurídicos" de los resultados de la consulta, no a los "derechos políticos" para celebrarla, cosa que impulsaron.

En ese encuentro Puigdemont y ella estuvieron de acuerdo en "dar apoyo político" a la convocatoria de referéndum y en "no poner en riesgo penal a ningún funcionario". "Queríamos que todo el mundo tuviera la tranquilidad para que se pudiera votar con normalidad. Entendíamos que la suspensión como tal era en sus efectos jurídicos, pero no estaban suspendidos los derechos políticos", ha remarcado.

Rajoy y Santamaría "faltan a la verdad"

Posteriormente, ante la prensa, la alcaldesa ha considerado que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y su exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría "faltan a la verdad" y ha recordado que "se puede discrepar mucho políticamente" de los líderes soberanistas presos, de hecho ella ha resaltado que no es independentista, pero ha dejado claro que "lo que no se puede hacer es mentir".

"Realmente los hechos es que no se han producido incidentes violentos en Barcelona y que la única violencia fueron las cargas terribles que sufrió la población indefensa el 1-O", ha aseverado la alcaldesa.

Para la dirigente de los comunes, "hace mucho tiempo que el gobierno de PP falta a la verdad. Lo vimos todos, lo vieron los medios de comunicación presentes el 1-O", ha afirmado, que ha insistido en que la actuación de la policía en esa jornada fue "tan masiva" que es "impensable pensar que fue por generación espontánea de esos agentes", sino que hubo "una instrucción política detrás".

Es por ello que ha opinado que "los responsables del PP en funciones de gobierno (entonces) aún tiene que dar muchas explicaciones". "Tenemos el derecho a saber la verdad", ha sentenciado Colau.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento