Álvaro Sánchez tiene 17 años y es de Zaragoza, pero su fama ha crecido a golpe de clic en YouTube. Desde hace un par de semanas, su cara resulta familiar entre grupos de padres y estudiantes. El motivo es que es el protagonista de un vídeo titulado 'Adolescente desmonta el sistema educativo actual', que se ha convertido en referente para aquellos críticos con el modelo de enseñanza existente.

En su vídeo, Álvaro sacude los cimientos tradicionales de la enseñanza desde el minuto uno. "Está obsoleta y es la misma de hace 200 años", señala. Y lo que el chaval tiene claro es que "debería estar orientada al futuro".

La principal idea que el estudiante sostiene es que el sistema educativo se ha desligado de los objetivos para los que fue concebido. "La creatividad, el liderazgo, la capacidad de trabajar en equipo", todo esto brilla por su ausencia. "¿Por qué derivadas, por qué sintaxis? ¿Por qué no danza o arte o cualquier otra cosa?". Las materias que se dan en clase vienen del pasado y se han ido heredando hasta la fecha.

Ahora bien, el momento clave del vídeo es cuando le pregunta a una compañera que defina el sistema nervioso periférico, y a otro compañero que lo busque en el móvil, dando en segundos la respuesta exacta: "Retener información es inútil, todo el conocimiento del mundo está en un clic".

Aún así no todo va a ser criticar. Álvaro también aporta soluciones. Una de ellas pasa por arrebatar el control de la educación a los políticos. "Cada cuatro años cambian las reglas del juego". Para él los cambios educativos deberían llegar cuando la sociedad evoluciona, no cuando lo diga un partido político.

A pesar de que el vídeo es de hace un año, cuando Álvaro tenía 16, es ahora cuando se ha viralizado.