Ejemplar de gorrión
Ejemplar de gorrión CSIC - Archivo

El fallo, dictado en firme tras la conformidad de las partes, impone al acusado ocho meses de multa a razón de cuatro euros diarios toda vez que lo inhabilita por un periodo de dos años para el ejercicio de la caza o la pesca, así como al pago de las costas.

Los hechos se desencadenaron después de que agentes de la Policía Autonómica inspeccionaran el establecimiento en febrero de 2016 y encontraran en su interior 16 ejemplares de 'Passer domesticus', esto es, gorrión común, y otro más de 'Phoenicurus ochruros', es decir, de colirrojo tizón. Todos ellos estaban muertos.

La sentencia incide en que todas las aves se encuentran protegidas por distintas leyes y que, sin embargo, estaban enredadas en la malla de redes japonesas verticales o invisibles, para cuyo uso el acusado "no contaba con la perceptiva autorización de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio".

La resolución judicial ordena además que se remita testimonio de lo juzgado a la Junta de Andalucía para que proceda conforme a estime procedente en relación a posibles expedientes sancionadores de carácter administrativo.

Consulta aquí más noticias de Almería.