Balance económico municipal
El alcalde de València, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, este miércoles, en la presentación del balance económico municipal. 20MINUTOS.ES

El refuerzo de la inspección tributaria ha permitido al Ayuntamiento de València incrementar sus ingresos durante los últimos años, al recaudar 24,1 millones de euros más entre 2015 y 2018. Este dinero adicional corresponde a la revisión de tres impuestos (plusvalías, IAE e ICIO) y a la inspección de las sanciones y tasas. Según ha explicado este miércoles el alcalde, Joan Ribó, hasta hace tres años la ciudad era "un semiparaíso fiscal" en el que "pagaba quien quería, y quien no, no lo hacía".

Así lo ha asegurado el primer edil al hacer balance económico del mandato municipal que finaliza este año, junto al concejal de Hacienda, Ramón Vilar. "Los únicos impuestos que se han subido a lo largo de estos cuatro años han sido a las grandes empresas. No se ha subido ningún impuesto a las personas ni a las familias. Se ha trabajado la inspección de tributos, porque en esta casa no se inspeccionaba", ha afirmado Ribó.

Según las cifras que ambos han expuesto, el único tributo cuya recaudación ha bajado ha sido el de plusvalías, como consecuencia de una sentencia del Tribunal Constitucional sobre su cálculo. Si en 2015 superaba los 5 millones de euros, el pasado año se cerró con 2,5 millones de euros. En cambio, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE, el que pagan las empresas con facturación superior al millón de euros) y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) no se inspeccionaban hasta 2016, por lo que el Ayuntamiento no recaudaba ningún ingreso adicional.

En 2017, cuando se puso en marcha la inspección, se recaudaron 1,73 millones por IAE y 468.000 euros en concepto de ICIO, cifras que en 2018 han aumentado hasta los 3,02 y los 2,6 millones de euros respectivamente. La revisión tributaria de sanciones y tasas, por su parte, aporta unos 500.000 euros anuales. De este modo, durante todo el mandato, se ha destapado un fraude fiscal por un importe total de 29 millones de euros, según las cifras del Ayuntamiento, concentradas principalmente en los impuestos de plusvalías, IAE e ICIO.

Sin embargo, la recaudación también ha subido como consecuencia de los mayores ingresos por multas (de tráfico y de la ORA), que si bien han caído en el último año de 262.942 a 246.577 tramitadas, el importe finalmente cobrado ha aumentado de 14,52 a 16,95 millones de euros. Además, en 2018 se ingresaron 4,9 millones de euros en concepto de multas a habitantes de fuera del término municipal de València, que ahora ya se pueden embargar fruto de un convenio con la Generalitat.

"Tenemos más ingresos sin aumentar los impuestos porque hacemos pagar a todo el mundo lo que le toca. Que todo el mundo pague para que nadie tenga que pagar más", ha afirmado Ribó. Vilar, por su parte, ha destacado la "obsesión" del Gobierno local por la "equidad fiscal" y por potenciar la inspección, que encontró "totalmente desmantelada" cuando accedió a la Concejalía, ha explicado.

Balance de inversiones y deuda

El resumen económico ofrecido por ambos responsables municipales arroja una cifra de ejecución de 247 millones de euros durante los tres primeros años completos del Gobierno de La Nau (2016, 2017 y 2018), 100 millones más que en los tres ejercicios anteriores. Ribó ha afirmado, en respuesta a las acusaciones por parte de la oposición sobre el bajo grado de ejecución en inversiones, que en 2018, por ejemplo, se produjeron modificaciones de crédito desde los 69,3 millones presupuestados inicialmente hasta los 171,8 millones fijados finalmente en junio fruto de convenios con la Generalitat o de la llegada de fondos europeos, que se acaban ejecutando al año siguiente. De esa cifra, se han adjudicado ya inversiones por 104,3 millones de euros.

Respecto a la deuda, el pasado ejercicio 2018 fue el de mayor reducción, al disminuir en 113 millones de euros y situarse en 446 millones. En los tres últimos años, ha bajado en 338 millones, lo que ha permitido al Consistorio salir del plan de ajuste del Ministerio de Hacienda. "Ahora ya nadie nos puede amenazar con cerrar servicios públicos", ha afirmado Ribó, que ha especificado que el endeudamiento sobre el total de los ingresos está en el 52,59%, por debajo del límite legal del 75%.

En este sentido, Vilar ha calificado el balance económico como "más que aceptable" y ha calificado de "incontestables" los datos sobre reducciónde la deuda, pago a proeedores y recaudación. "Hemos subido 4.000 recibos de IBI sobre un total de 100.000, solo a edificios de alto valor catastral como grandes superficies comerciales y bancos", ha añadido. En su opinión, estas magnitudes demuestran "que la izquierda gobierna la economía, las finanzas públicas y la Hacienda mejor que la derecha".

Consulta aquí más noticias de Valencia.