Estos datos contrastan con el empleo aflorado en 2017, que fue de 44 falsos autónomos y una liquidación a la Seguridad Social de 303.730 euros, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en nota de prensa.

Además, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha realizado en 2018 un total de 391 actuaciones, frente a las 318 que llevaron a cabo en 2017.

El pasado mes de julio, el Gobierno de España puso en marcha el Plan Director por un Trabajo Digno, que ha permitido la regularización de estos empleados. La consolidación del empleo y la mejora de las condiciones laborales son "una prioridad" del Gobierno, por lo que se han puesto todos los medios para luchar contra el fraude laboral.

Consulta aquí más noticias de Toledo.