La estación fantasma dará servicio a 220.000 personas.
La estación fantasma dará servicio a 220.000 personas. COMUNIDAD DE MADRID

Metro tendrá una nueva estación operativa en un mes. La número 302. El sábado 23 de marzo, la Comunidad de Madrid levantará el cierre a la parada de Arroyofresno, entre las de Pitis y Lacoma, en el extremo septentrional de la línea 7. Ese día, el Ejecutivo dará cumplimiento a una reincidente promesa electoral del PP y podrá pasar página a una tarea pendiente desde hace justo 20 años.

El 29 de marzo de 1999, el Gobierno presidido entonces por Alberto Ruiz-Gallardón puso en funcionamiento la ampliación de esta línea desde Valdezarza. Sin embargo, los trenes nunca se detuvieron en Arroyofresno. La falta de desarrollo urbanístico de esa zona "aconsejó posponer" su inauguración, ha recordado hoy Ángel Garrido en su visita al lugar. Un error de cálculo (o un exceso más del frenesí desarrollista) que ahora ha obligado a la Comunidad a extender un cheque para reparar los desperfectos y la obsolescencia de dos décadas de abandono por unos 5 millones de euros. "Con esta actuación, se completa definitivamente la prolongación", ha celebrado el popular. Según sus cálculos, más de 220.000 madrileños que residen en el entorno se verán beneficiados en su día a día.

Los accesos y más tareas pendientes

"Está muy bien, lo agradecemos, pero llevamos más de tres años reivindicándola", asegura Jaime Alonso-Iñarra, presidente de la asociación de vecinos de Arroyo del Fresno. Desde 2015, explica, su inauguración se había convertido en "necesidad imperiosa" con la edificación del PAU, que arrastraba años de litigios y demoras. Hoy, para los residentes, la siguiente batalla es garantizar las "comunicaciones viarias". "Hay una parte, con 12.000 familias asentadas desde finales de los 90, que no tiene acceso directo", reclama.

En el debe, Garrido tiene más tareas pendientes bajo tierra que se acumulan en el último suspiro de la legislatura. Es el caso, por ejemplo, de la demorada apertura del túnel de Montera. Las obras para conectar Sol con Gran Vía comenzaron en agosto. A finales de 2018, la Comunidad reconoció que debía retrasar su fecha de finalización, prevista para abril, tras hallar restos arqueológicos y detectar un riesgo grave de inundación, lo que ha aumentado considerablemente el coste de la inversión.

Sin contar con los problemas en la línea 2 derivados de la reforma de Canalejas, el Gobierno regional aún no ha dado grandes pasos en la millonaria ampliación de la 11, anunciada por Cristina Cifuentes. A ello se suma la adquisición de 60 trenes para el suburbano, cuya licitación tampoco ha salido a concurso y que tardarán un par de años en colocarse sobre las vías.

Ante la prensa, el presidente hoy se ha congratulado, eso sí, de que, cuando finalice el año que viene, el Plan de Accesibilidad habrá convertido al metro madrileño en "el segundo con más ascensores y escaleras mecánicas del mundo, tras el de Shanghái". Tras una legislatura centrada en muchas obras de modernización y muchas más quejas por la pérdida de frecuencias, el jefe del Ejecutivo ha avanzado igualmente que la cobertura móvil 4G llegará "a toda la red" en 2020, una vez concluido el centenario. El Sindicato de Maquinistas ha dado ya el contrapunto a sus palabras: convocará más paros parciales desde abril hasta junio.

Consulta aquí más noticias de Madrid.