Contaminación
Dos niños regando las plantas de un muro verde en la escuela Auró del Eixample. AJUNTAMENT DE BARCELONA

En tres colegios del Eixample de Barcelona ya se han creado lo que el Ayuntamiento denomina ecochaflanes, o lo que es lo mismo, chaflanes libres de vehículos, y durante este curso está previsto desarrollarlos en los alrededores de al menos seis más, para llegar a los 25 en el próximo mandato municipal.

Es una de las medidas que incluye un nuevo programa del Consistorio para reducir la contaminación en los centros educativos y su entorno que ha presentado este miércoles la teniente de alcaldía de Ecologia, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. Se llama Escola Respira, cuenta con un presupuesto de 5,7 millones de euros en cuatro años, y también prevé acciones contra la polución como el fomento de los espacios verdes en los patios de los colegios o la restricción del tráfico en sus alrededores a determinadas horas.

Las escuelas que ya cuentan con ecochaflanes son Diputació, Auró y Maria Auxiliadora y este curso se están creando más junto a Fructuós Gelabert, Xirinacs, Mallorca y Joan Miró, y al lado de los institutos Ernest Lluch, Jaume Balmes, Viladomat y Poeta Maragall, entre otros centros.

El programa también contempla cortes de calles en horario de entrada y salida de los colegios, algo que ya se ha llevado a cabo en los alrededores de dos. Son las escuelas Costa i Llobera y Poeta Foix, y aunque ambas están en Sarrià-Sant Gervasi, la idea es extender la medida a otros distritos.

Además, se prevé mejorar la accesibilidad a las líneas de la nueva red de autobuses que llegan a zonas escolares, medida que ya se ha puesto en marcha en Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts, y fomentar que los centros compartan autocares, lo que ya hacen los de Costa i Llobera, Taber, Solc y Thau.

También para reducir la contaminación, los patios de los colegios incorporarán más plantas, tanto sobre el suelo como en las paredes. Este curso ya se han implantado cinco muros verdes en los de Casas, Xirinacs, Pere Vila, Gaia y Baró de Viver, y se analizará su efectividad contra la polución.

"Un niño se sensibilizará más por la calidad del aire dedicando un día entero a la construcción de un muro verde en su escuela que con 80 charlas sobre medio ambiente", ha apuntado el comisionado de Educació de Barcelona, Miquel Àngel Essomba.

El programa contempla, asimismo, la puesta en marcha de un proyecto municipal con una subvención europea de cuatro millones de euros que tiene previsto convertir 10 centros educativos en refugios climáticos, con medidas que incluyen el aumento de la vegetación. Este mismo año se seleccionarán las escuelas y se iniciarán las acciones.

Por otro lado, antes de que finalice el presente curso, se realizarán auditorías de la calidad del aire en cinco colegios, en el marco de una prueba piloto dirigida al primer ciclo de ESO. La idea es llegar a 20 centros en el curso 2019-2020.

El plan también prevé, entre otras medidas, dotar a las escuelas de herramientas para la formación y la sensibilización de los alumnos en materia de contaminación atmosférica, así como la publicación de un manual de recomendaciones de diseño y gestión para minimizarla.

Todos los centros educativos que deseen participar en el programa Escola Respira podrán solicitarlo entre los meses de abril y mayo, a través del Consorci d'Educació de Barcelona.

Los niños, vulnerables

Sanz ha remarcado que los efectos negativos de la polución pueden ser especialmente graves para los niños. Según datos del informe 'Contaminación y salud infantil' de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe la posibilidad de bajo peso en el nacimiento, de un subdesarrollo mental y motor, de otitis, de neumonía y de asma.

La teniente de alcaldía ha reconocido que "Barcelona tiene un problema grave" de polución, como lo demuestra un informe municipal que apunta que entre 2010 y 2017 hubo una media de 424 muertes anuales por exceso de partículas finas en el aire. Sin embargo, ha afirmado que el gobierno municipal no se ha quedado "de brazos cruzados" y ha puesto en marcha numerosas medidas para combatirlo, como por ejemplo la creación de una Zona de Bajas Emisiones, la pacificación de calles, las superilles, el aumento de carriles bici o la promoción del transporte público.

Apuesta por fomentar la movilidad sostenible en el Mobile

Sanz ha apuntado que espera que la movilidad sostenible se trabaje mejor en próximas ediciones del Mobile World Congress (MWC) y ha apelado al compromiso de los promotores. En este sentido, ha defendido promover el transporte eléctrico o la bici para acceder al recinto de la feria.

La Generalitat ha mantenido este miércoles activado el aviso preventivo por contaminación declarado este martes en Barcelona, coincidiendo con el MWC.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.