Nancy Pelosi
La presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, la demócrata Nancy Pelosi, anuncia una resolución contra la declaración del presidente Trump de una emergencia nacional en la frontera sur. Shawn Thew / EFE

La Cámara Baja del Congreso de EE UU aprobó este martes una resolución contra la declaración de emergencia nacional firmada por el presidente, Donald Trump, para desviar fondos para la construcción de un muro en la frontera con México.

La iniciativa quedó aprobada en una votación en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, por 245 votos a favor y 182 en contra. Trece miembros de la bancada republicana votaron a favor de esta resolución, que ahora será sometida a consideración del Senado.

En la Cámara Alta, los demócratas deberán encontrar al menos a cuatro senadores republicanos que también respalden la resolución para que pueda ser aprobada, ya que están en minoría. El Senado (Cámara Alta) y la Cámara de Representantes (Cámara Baja) son los dos órganos que componen el Congreso estadounidense.

En caso de que fuese finalmente aprobada, Trump tiene el poder de vetarla y devolverla al Congreso, que entonces necesitaría el apoyo de dos tercios de ambas cámaras para hacerla efectiva, algo menos probable de que ocurra.

"Destruir la Constitución"

"No le daremos a ningún presidente, demócrata o republicano, un cheque en blanco para destruir la Constitución de Estados Unidos", afirmó la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, según destacó el diario The Washington Post.

A su vez, el líder de la minoría republicana en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, señaló que "hay una emergencia nacional en la frontera sur que los demócratas han declarado hoy que no existe".

El pasado 15 de febrero Trump firmó una declaración de emergencia nacional, una medida extraordinaria que permite a los presidentes acceder temporalmente a una potestad especial para hacer frente a una crisis. Trump justificó su declaración de emergencia por una supuesta "invasión" de drogas y criminales en la frontera con México.

Con ese decreto, el gobernante pretende reunir 6.600 millones de dólares desviados de distintas partidas ya aprobadas por el Congreso, que se sumarían a otros 1.375 millones otorgados por el poder legislativo para construir la barrera fronteriza.