Imagen de archivo de un gato.
Imagen de archivo de un gato. BASTET

Una investigación realizada por la Universidad de Lincoln y la Universidad de Nottingham Trent sugiere que las personalidades de los dueños de gatos, y más concretamente la inestabilidad emocional, pueden influir en el comportamiento de sus mascotas felinas.

El estudio involucró el análisis de 3.000 propietarios de gatos predominantemente en el Reino Unido, en el que realizaron preguntas sobre el comportamiento de los dueños, así como sobre la salud y el estilo de vida de sus gatos.

La observación mostró hallazgos similares a investigaciones previas realizadas entre padres e hijos. Los estudios de personalidad humana han demostrado que el neuroticismo -la inestabilidad emocional- está fuertemente vinculado con resultados negativos para un niño, presentando niveles más altos de neuroticismo en los dueños de gatos.

Los propietarios que obtuvieron calificaciones más altas en la escala de neuroticismo mostraban estilos de comportamiento más agresivos y ansiosos, junto a conductas de enfermedad relacionadas con el estrés.

El artículo completo, titulado "La personalidad del propietario y el bienestar de sus gatos comparten paralelos con la relación padre-hijo", se publica en la revista científica PLOS ONE.