Un visitante del congreso de móviles de Barcelona usando las Hololens 2 de realidad mixta de Microsoft.
Un visitante del congreso de móviles de Barcelona usando las Hololens 2 de realidad mixta de Microsoft.  ACN

Móviles plegables, conectividad 5G y robots a parte, hay otro gadget que está causando furor en el Mobile World Congress 2019 de Barcelona. Son las gafas de realidad mixta de Microsoft, las Hololens 2

Se trata de la versión mejorada de las que lanzó en 2016 y entre sus prestaciones, además de ser más ligeras y tener doble campo de visión, permiten interactuar con los hologramas con gestos y a través de la voz. 

El precio por el que se pueden reservar ronda los 3.500 euros, lo que indica que su uso es más profesional que personal. Van dirigidas a priori a colectivos como el de arquitectos, diseñadores, ingenieros o médicos. 

Lo primero que sorprende al cogerlas es su ligereza. Están fabricadas con fibra de carbono y te las pones como si te colocaras un gorro. Lo segundo, el conocimiento que detecta el dispositivo sobre la persona que las lleva desde la primera toma de contacto.

Por ejemplo, reconocer hacia donde estás mirando con ellas puestas. Calibra igualmente las manos y permite tocar con estas los hologramas y recolocarlos a la vista de la persona. Las gafas identifican también a su usuario a través de la autentificación biométrica por medio del iris. 

Su uso industrial es su principal baza comercial. Pero también posibilita acciones más mundanas, como poder reservar una habitación de hotel viéndola mediante la realidad virtual. 

Pero en este salón, la utilidad que se da a probar a los congresistas es meramente profesional: poder arreglar una maquinaria que no conoces previamente y sin conocimientos técnicos. Y todo ello desde un entorno virtual asombrosamente real. Más de un visitante que ha probado este gadget lo ha calificado de mágico.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.