Hasta 5.000 euros para la compra de un eléctrico: así es el plan Moves
Los coches eléctricos son, cada día, más demandados dada la preocupación por el medio ambiente y por las normativas de movilidad sostenible.  Pixabay

En 2018, la venta de vehículos eléctricos aumentó casi un 50%, con más de 200.000 nuevas unidades, entre las que el modelo Renault Zoe fue el más vendido. Así, cada día son más los consumidores que apuestan por este tipo de coches, alentados por la preocupación del medio ambiente y por las normativas sostenibles (como las normas de homologación de vehículos en consumos y emisiones). De hecho, para fomentar la adquisición de este tipo de vehículos, las ayudas disponibles este 2019 para la compra de vehículos ponen el foco especialmente en los coches eléctricos. Pese a que el rechazo del Congreso a los Presupuestos Generales del Estado dejó en el aire las partidas presupuestarias para estas subvenciones, el último Consejo de Ministros aprobó la activación del Plan Moves (Programa de Incentivos de Movilidad Eficiente y Sostenible), que cuenta con un presupuesto de 45 millones de euros. Esto se traduce en una ayuda de hasta 5.000 euros para la adquisición de vehículos ligeros eléctricos, cantidad a la que se pueden añadir hasta 1.000 euros de descuento por parte de los concesionarios. También hay una partida destinada a la instalación de infraestructuras de recarga.

A este plan pueden acogerse todos los vehículos eléctricos y también híbridos enchufables. Sin embargo, los propulsados por gas se quedan fuera de estas subvenciones, excepto en el caso de vehículos pesados (camiones o grandes furgones). Una de las novedades de la normativa es que serán las propias comunidades autónomas las que gestionen el presupuesto, que se repartirá por Real Decreto. La partida deberá destinar entre un 20 y un 50% para la compra de vehículos alternativos y entre un 30% y un 60% para las infraestructuras, de la que el 50% deberá destinarse a puntos de recarga rápida o ultrarrápida.

¿Quiénes pueden optar a estas ayudas?

Una vez activado el proceso de solicitud por las comunidades, los interesados deberán rellanar un formulario que se atenderá en orden de presentación hasta agotar los fondos previstos, por lo que hay que estar atento para que el lanzamiento no pille desprevenido. Si quieres que no se te pase, estas son las claves para conseguir las ayudas a los coches eléctricos.

Los solicitantes del Plan Moves deben haber sido propietarios de un vehículo con más de 10 años de antigüedad. Además, no podrán solicitarse si ya se es beneficiario de otras subvenciones que presenten la misma finalidad y si modelo seleccionado supera los 48.400 euros de coste, por lo que conviene echar un vistazo a los mejores eléctricos del mercado en relación calidad precio.

Otras prestaciones del Plan Moves

El plan Moves apuesta por todos los ámbitos de la movilidad sostenible, por lo que también cuenta con partidas para motos eléctricas (hasta 700 euros de ayuda) y para camiones, furgones y autobuses (en torno a 15.000 euros). Estas subvenciones incluyen la exigencia a fabricantes, concesionarios y demás puntos de venta un descuento mínimo de 1.000 euros en la factura, excepto para la adquisición de cuadriciclos y motos.

Respecto a las infraestructuras, la instalación de puntos de recarga cuenta con una dotación de entre un 30 y un 40%, con un límite de 100.000 euros. Este programa también fomenta otros transportes alternativos, como los sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas, para los que se destinan entre el 5 y el 20% del presupuesto, o los planes de transporte para los centros de trabajo, con hasta un 10% del presupuesto y un límite de 200.000 euros por beneficiario. Por último, el plan Moves destina hasta 15 millones de euros para apoyar proyectos singulares de movilidad sostenible en ciudades Patrimonio de la Humanidad, en municipio con alto índice de contaminación o ubicados en islas, o a propuestas de electromovilidad.