Rueda de prensa de Pablo Echenique y Noelia Vera.
Pablo Echenique y Noelia Vera, este lunes. ZIP / EFE

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, viajará este sábado a Barcelona para celebrar allí el primer acto de la precampaña morada hacia las generales del 28-A. La elección de la capital catalana no es baladí. Granero de diputados en 2015 y 2016, la formación quiere asegurar posiciones frente a la sangría que predicen las encuestas, las mismas de las que en la sede de la calle Princesa no quieren ni oír hablar.

De este modo, Podemos intenta escapar del paralizante marco discursivo del procés o, en palabras de la portavoz Noelia Vera tras el Consejo de Coordinación celebrado este lunes, "rebajar el nivel de incendio" que arrasa la política. La alternativa será la de pregonar agenda social frente a los mensajes de "odio", una estrategia que, todo sea dicho, no dio grandes frutos en las explosivas autonómicas del 155. "Cataluña necesita que se hable de fraternidad, de propuestas políticas y que se deje de hablar de quitar lazos amarillos", ha sintetizado Vera.

Siguiente parada: Valladolid

El sábado, Podemos presentará a sus cabezas de lista catalanes -elegidos ya en las primarias exprés convocadas por Pablo Iglesias a finales de 2018- y ahondará en las dos primeros promesas del programa electoral con el que concurrirá a las urnas: el ya conocido impuesto a la banca para recuperar el dinero público del rescate firmado en la crisis y la universalización de la educación infantil "gratuita" de 0 a 3 años en el plazo de una legislatura, algo anunciado hoy.

El partido aspira así a conjugar estos mensajes con su defensa del "diálogo entre las dos partes" -Gobierno y Govern- y el "derecho a decidir" en Cataluña, un modelo, aseguran, opuesto al del "conflicto" que agitan los independentistas y las derechas españolas. Vera, eso sí, no ha perdido ocasión para arremeter contra el salto de Inés Arrimadas del Parlament al Congreso y su "provocadora" visita a Waterloo para realizar un breve mitin ante las puertas del chalé en el que reside el fugado Carles Puigdemont.

La caravana morada, que recorrerá el país en los siguientes días, seguirá este mismo fin de semana por Valladolid. El diputado Rafael Mayoral protagonizará un acto en el que salpimentará sus propuestas contra la despoblación que devora la meseta con más rejones a Ciudadanos y su, ha ironizado Vera, "regenerador" fichaje de Silvia Clemente, hasta hace unas horas presidenta de las Cortes por el PP.

"Muy buena relación con IU"

Al despliegue de su maquinaria electoral, Podemos quiere llegar ya con un fuego apagado. Esta misma semana, la cúpula espera cerrar su pacto con IU para reeditar la coalición en las generales y europeas de mayo. Pese a las rupturas e incertidumbres a las que se enfrentan las confluencias de cara a las autonómicas y municipales -la actualidad, por citar un caso, sigue sin noticias de Madrid-, las direcciones de ambos partidos conversan ya con un horizonte de acuerdo federal que Echenique ve "muy cerca". "Tenemos muy buena relación", ha indicado.

Más allá de los asuntos programáticos, este pacto, que debería ser ratificado después, pasaría por que el coordinador de la coalición de izquierdas, Alberto Garzón, concurriese como cabeza de lista de Málaga, mientras que el hueco dejado en Madrid sería para el líder de los comunistas, Enrique Santiago.