El abejero europeo y otros depredadores de la feroz avispa asiática

Aves que se alimentan de la avispa asiática.
Aves que se alimentan de la avispa asiática.
WIKIMEDIA

La avispa asiática, que tantos titulares ocupa por los graves daños que puede provocar su picadura, se ha topado en España con un enemigo natural que frena su expansión en la Península: el abejero europeo.

El 70% de la dieta de esta especie está constituida por la vespa valutina. Se estima que solo el verano pasado el abejero europeo se comió hasta el 30% de las avispas asiáticas de la península del Morrazo, en Galicia, donde murieron tres personas en agosto de 2018.

Afortunadamente, no solo el abejero europeo es una barrera natural para esta especia invasora. Existen muchos otros animales e incluso insectos que se alimentan de la velutina, que puede causar la muerte a las personas alérgicas o de salud débil.

Conviene distinguir entre el halcón abejero (pernis apovorus), que es la única rapaz europea que se alimenta de abejas y avispas, con un denso plumaje que le protege de las picaduras, y el abejaruco europeo (merops apiaster), que es un avisa de casi 30 centímetros y come, además de avispas, abejas, abejorros, libélulas y tábanos. Ambas especies son depedradores naturales de la avispa asiática.

Otras aves como el alcaudón dorsirrojo (lanius collurio), que es un pájaro de 18 centímetros que puede llegar a comer pequeñas lagartijas, y la urraca también se alimentan, entre otros, de la velutina. Los pájaros carpinteros también han sido vistos perforando nidos para alimentarse de larvas o avispas adultas de la colonia.

La vespa velutina, que llegó a España en 2010 y se ha asentado principalmente en el norte de la Penísula, donde está afectando a la producción de miel, tiene que sobrevivir igualmente a la amenaza del arrendajo (garrulis glandarius), de la familia de los corvidos, e incluso de las gallinas, que son omnívoras e insectívoras.

El pájaro carbonero (parus major), de unos 14 centímetros, también se alimenta de insectos que encuentra en las cortezas de los árboles, igual que el herrerillo (parus caeruleus), de unos 11 centímetros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento