Según informan fuentes de la Policía Local de Chantada (Lugo), se trabaja con la hipótesis de que el varón habría caído al río Miño desde la playa fluvial de A Cova, en el municipio de Escairón, que es el último lugar en el que dio señal su teléfono móvil.

Desde este viernes trabajan en el operativo la Guardia Civil y la Policía Nacional, además de drones y el Grupo de Apoyo Logístico de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega). Ya este sábado se sumaron los agentes locales y Protección Civil.

Además, las fuentes de la Policía Local consultadas apuntan que el coche del hombre se trata de un Citroën AX negro del que tampoco se tiene constancia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.