Según informa la Policía Nacional, el varón fue apresado por causar problemas en la vía pública, llegándose a enfrentar a los agentes locales muy agresivamente. Por ello, los agentes llevaron al hombre al PAC de Redondela.

Una vez atendido, ingresó en los calabozos de la Policía Nacional de Vigo y, tras realizar las diligencias correspondientes y visto que la agresividad no remitía, se solicitó de nuevo la presencia de los servicios sanitarios.

Finalmente, el detenido sufrió un paro cardíaco, por lo que los profesionales intentaron reanimarlo durante 30 minutos, produciéndose finalmente su fallecimiento.

Tras ello, la muerte fue comunicada al juzgado de guardia, lo que propició la presencia del médico forense y la retirada del cadáver al Hospital Nicolás Peña para practicarle la autopsia.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.