Audiencia Provincial de Alicante
Imagen del edificio de la Audiencia Provincial de Alicante. GOOGLE STREET VIEW

Un hombre de 27 años ha sido condenado a 11 años de prisión por la Audiencia Provincial de Alicante, acusado de un delito continuado de abusos sexuales a una menor. En la investigación se halló ADN del acusado en el interior de la vagina de la niña, hecho que según el acusado se debía a que era el encargado de doblar su ropa interior, según ABC. Su versión fue desestimada.

Los hechos ocurrieron cuando la menor, hija de la pareja del acusado, tenía 12 años. La sentencia considera probado que en al menos dos días, el acusado aprovechó una ausencia de la madre de la víctima para acudir a su dormitorio y realizarle tocamientos en los genitales.

Las muestras de ADN, que para la Audiencia son determinantes, se unen al propio testimonio de la menor, que confesó a su padre biológico que la pareja de su madre le había "metido mano".

Además de los 11 años de cárcel, el hombre tendrá que pagar a la niña una indemnización de 10.575 euros.

Consulta aquí más noticias de Alicante.