Juan Guaidó en Caracas
Juan Guaidó el pasado miércoles en el barrio caraqueño de Chacao, al este de la capital venezolana. MIGUEL GUTIÉRREZ/EFE

El Gobierno ruso ha acusado este viernes a EEUU y a sus aliados de la OTAN de trabajar en planes para entregar armas a la oposición venezolana.

"Hay información acerca de que empresas estadounidenses y sus aliados de la OTAN trabajan en la cuestión de la compra de grandes lotes de armas y munición en un país de Europa del Este para transferirlos seguidamente a las fuerzas opositoras de Venezuela", ha afirmado la portavoz de Exteriores, María Zajárova, en rueda de prensa.

Mientras las disputas internacionales se establecen en las acusaciones entre las grandes potencias por sus intervenciones en el conflicto venezolano, la ONU informa de que el número de personas que han salido del país a causa de la crisis política y económica se eleva ya a 3,4 millones, de las que 2,7 millones se encuentran en otras naciones de América Latina.

Así lo han transmitido este viernes la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Los organismos de Naciones Unidas manejaban hasta ahora la cifra oficial de 3 millones de refugiados y migrantes venezolanos, 2,4 millones de ellos en países de la región.

"Las salidas continúan creciendo sin parar", han señalado en un comunicado los dos organismos, que calculan que unos 5.000 venezolanos huyen de su país cada día, por lo que si continúa el ritmo la cifra total superará los 5 millones a finales de este año.

Colombia principal país de acogida

Colombia es el principal país de acogida, con 1,1 millones de inmigrantes y refugiados, seguido de Perú (506.000), Chile (288.000), Ecuador (221.000), Argentina (130.000) y Brasil (96.000), según las cifras publicadas este viernes por OIM y ACNUR.

"Los países de la región han mostrado una enorme solidaridad con los refugiados y migrantes de Venezuela, y han puesto en práctica hábiles soluciones para ayudarlos", destacó el representante de ACNUR y OIM para el país suramericano, Eduardo Stein.

Pese a ello, "las cifras muestran la presión que sufren las comunidades de acogida y la necesidad de apoyo por parte de la comunidad internacional, en un momento en que ésta sigue con atención los acontecimientos políticos en Venezuela", añadió.

Las agencias de la ONU han subrayado también un fuerte aumento de las demandas de asilo por parte de ciudadanos venezolanos, ya que solo en 2018 presentaron 232.000, de un total de 390.000 en los últimos cinco años.