Según fuentes de la Comisaría Provincial consultadas por Europa Press, la denuncia fue presentada el pasado 18 de febrero por un hijo de la víctima, quien explicó a los agentes que había notado en el domicilio de su madre la falta de diversas joyas, entre las que se encontraban dos relojes, un collar, anillos, pulseras y cordones, todas ellas de oro, sin que hubieran notado en la vivienda señal alguna de forzamiento, además de mencionar que había contratado a dos personas para el cuidado de su madre, una durante la semana y otra los fines de semana.

Las investigaciones practicadas han permitido considerar presunta autora a una de las mujeres contratadas como cuidadora, que llevaba ya más de un año trabajando en la casa y quien había vendido distintos lotes de joyas en dos establecimientos de compraventa de oro.

La mujer ha sido detenida y puesta a disposición judicial, y la Policía ha recuperado dos de las joyas sustraídas, que permanecían en período legal en las casas de compraventa y que han sido entregadas a su propietaria en depósito, para lo que determine la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.