Aceitunas de la variedad Royal, autóctona de la Sierra de Cazorla.
Aceitunas de la variedad Royal, autóctona de la Sierra de Cazorla. DO SIERRA DE CAZORLA - Archivo

Según ha informado este viernes la entidad, la campaña de recogida 2018-2019 comenzó el 2 de noviembre y ha finalizado tres meses y medio después y ha destacado por "la muy alta calidad del fruto" al provenir prácticamente en su totalidad de una recogida por vareo del propio olivo.

Esto ha sido posible gracias a que las condiciones meteorológicas han propiciado que la caída de la aceituna al suelo haya sido mínima. "Ha sido una recolección muy tranquila, en la que las inclemencias meteorológicas no han interferido apenas en el desarrollo", ha comentado.

Otro aspecto que ha señalado la denominación cazorleña ha sido el "notable retraso" que ha acumulado la cosecha en su proceso de maduración con respecto a otros años, estimado en unas tres semanas con respecto a la campaña anterior.

Este hecho, unido a la entrada en escena de una bajada de temperaturas temprana sobre finales de octubre, ha propiciado que los rendimientos grasos hayan sido de alrededor de un 20 por ciento en peso más bajos que en años anteriores, lo que supone tres-cuatro puntos porcentuales por debajo del rendimiento medio de las últimas campañas.

A pesar de todo, la cosecha ha sido un 35 por ciento superior a la anterior por término medio en la comarca de la Sierra de Cazorla, aunque el dato puede ser variable según los municipios integrantes. Así, ha habido un mayor aumento porcentual de producción en localidades como Cazorla, Chilluévar y Pozo Alcón.

"La producción total de la comarca ha sido de unos 250.000.000 kilos de aceituna que, con los rendimientos grasos expuestos, han dado lugar a 50.000.000 kilos de aceite en las bodegas de las diferentes almazaras de la comarca", han precisado desde la DO.

De esta cantidad de aceite obtenido, 4.500.000 kilos son "susceptibles de utilizarse con Denominación de Origen Protegida Sierra de Cazorla, siendo estos aceites los mejores y de mayor calidad". Ha precisado, además, que un 15 por ciento (540.000 kilos) pertenecen a la variedad Royal, autóctona de la Sierra de Cazorla y única en sus características. El 85 por ciento restante ha sido de la variedad Picual.

Los primeros olivares en acabar de recolectar la cosecha han sido los de la campiña de Peal de Becerro y Pozo Alcón y el más tardío ha sido el olivar de montaña de Cazorla, junto al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Por último, la entidad ha apuntado que este año ya son la mitad de las empresas inscritas en la DO las que ofrecen aceite envasado ecológico bajo diferentes marcas, algunas premiadas internacionalmente varias veces como La Olivilla.

Consulta aquí más noticias de Jaén.