«Cada fin de semana hay peleas entre latin kings y ñetas en la zona de ocio de las Atalayas de Murcia, aunque no trascienda a la prensa», aseguró ayer Jorge Rodríguez, agente de la Policía Nacional y experto en bandas latinas, que dio una conferencia sobre tribus urbanas, organizada por el sindicato Unión Federal de Policías de Murcia.

Aunque la Delegación del Gobierno no da datos de la existencia de bandas latinas en la Región para evitar la alarma social, este experto asegura que tiene constancia de la aparición de latin kings y ñetas en la Región desde 2002. De hecho, el año pasado una operación policial desmanteló a la cúpula de los latin kings en Alcantarilla.

«Los barrios periféricos y zonas metropolitanas son los lugares donde surgen estas bandas, como el barrio del Carmen de Murcia, en el que hay pintadas de ambas bandas», explica Jorge Rodríguez.

Investigan otras bandas

En Molina de Segura, la Policía Nacional investiga la existencia de Maras (bandas que delinquen y plasman sus actos criminales en sus cuerpos a través del tatuaje y que tienen su origen en Centroamérica). «Se ha detectado una pintada en un parque frecuentado por ecuatorianos que advierte de su presencia (foto)», dice el experto.

En España, los latin kings ya se han legalizado como asociación y los ñetas están en proceso, pero «da igual porque siguen actuando o se escinden en otras bandas, como los Trinitarios o Domenican Don't Play, que ya están en Madrid», añade.

«En Murcia hay muchos ‘sharperos'»

En Murcia hay otras tribus urbanas. Se dan cita en el fútbol. Los sharperos, de ideología de ultraizquierda, son los más numerosos y violentos en la Región, según Jorge Rodríguez. «Coinciden en su agresión hacia las fuerzas policiales». Por su parte, los de ultraderecha son minoría. Sólo tienen fuerza los agrupados en torno al Murcia 88, lo dice el experto en bandas juveniles de la Policía Nacional, Jorge Rodríguez.