Nutella
Un bote de Nutella. ARCHIVO

La compañía Ferrero ha anunciado la suspensión temporal de la producción de Nutella y Kinder Bueno en su fábrica de Villers-Écalles (Normandía, Francia) debido a un problema de "calidad" en uno de sus productos.

Sin dar más detalles, ha explicado que ha tomado esta decisión por "precaución" y con el objetivo de realizar una investigación que arroje luz sobre el problema detectado el pasado martes.

La empresa, que también fabrica los famosos bombones Ferrero Rocher, ha asegurado que ninguno de los productos que actualmente están en el mercado y que pueden comprar los consumidores está afectado y que no pararán la producción en otras fábricas.

Los resultados de la investigación, según el comunicado de la empresa, se conocerán "al final de la semana"; a partir de los mismos, Ferrero tomará las medidas oportunas para corregir el problema.

La fábrica de Villers-Écalles produce aproximadamente una cuarta parte de la Nutella del mundo, unos 600.000 frascos al día.