Logo de Stop Desahucios Mallorca
Logo de Stop Desahucios Mallorca STOP DESAHUCIOS MALLORCA - Archivo

Según ha anunciado Stop Desahucios en un comunicado, se trata de una madre sola con cuatro hijos que se enfrentaba a un desahucio instado por Bankia y de otra familia -alojada sin contrato de vivienda en la calle Indalecio Prieto, 34- que se enfrentaba a un desalojo por la vía penal y que ha obtenido una prórroga de tres meses, si bien la entidad Stop Desahucios ha informado que "mantiene la alerta anti-desahucio".

CASO c/ INDALECIO PRIETO, 34

En el segundo de los casos, Stop Desahucios ha pedido en su carta enviada a los medios de comunicación que el banco "abandone completamente la idea de desahuciar, visite a la familia y los vecinos y ofrezca un alquiler social asequible a la familia".

Stop Desahucios anuncia que esta familia "como tantas otras de Son Gotleu", provienen de la "'desposesión' y expolio generado a través del plan de reestructuración y expropiaciones forzosas de Sa Gerreria de los años 90 y principios del 2000, que terminaron desposeídos de sus propiedades por cuatro perras", con alquileres con opción a compra del Institut Balear de l'Habitatge (Ibavi), de los que fueron desahuciados algunos años después. Desde entonces "y a la par de la crisis, las viejas y nuevas generaciones, arrastran problemas graves de acceso a la vivienda", según la Asociación.

MOVILIZACIONES EN FRENTE DE BANKIA

Stop Desahucios ha anunciado además movilizaciones en frente de Bankia para que "cambie su política" y luchar por un "alquiler social" porque según dicen, "Bankia que es de todos" puesto que "el 62 por ciento de las acciones son del estado".

"Exigimos que Bankia deje de desahuciar familias, de dejar viviendas vacías, vender a fondos buitre y gracias a ello, obtener casi 400 millones de euros de beneficios cada año, a costa de la sangre, sudor y lágrimas de las familias trabajadoras que sufrimos los desahucios, la burbuja inmobiliaria y pagamos el pufo del rescate y la estafa bancaria", han anunciado desde la entidad.

Finalmente, la Asociación ha pedido públicamente que el Ayuntamiento "prohíba expresamente el uso de la policía local en los desalojos" Y explicaciones en torno al comportamiento de la policía local en casos como el desalojo de la calle Reyes Católicos 163, ejecutado el pasado 10 de octubre.

26 DE FEBRERO: PRÓXIMO DESAHUCIO

Además, Stop Desahucios ha informado que el próximo desahucio, previsto para el martes 26 de febrero en la calle Santa florentina, 59 del barrio de Son Gotleu en Palma, "puede ser complicado".

El desahucio se llevaría a cabo a petición de un banco en una vivienda que ya no es de su propiedad, "pues ha sido vendida a un fondo buitre vinculado en parte a la entidad".

El banco pretende desahuciar a "una madre superviviente de violencia machista que está a cargo de su hijo de 5 años, que tiene diversas complicaciones de salud y escasos ingresos", según Stop Desahucios.