El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado esta tarde su libro Manual de Resistencia (Editorial Península) en el Hotel Intercontinental de Madrid, en un debate moderado por los presentadores televisivos Mercedes Milá y Jesús Calleja. Un libro cuyos beneficios, según Sánchez, irán destinados "a los que viven olvidados... a las personas sin hogar".

"Yo me caí y me he vuelto a levantar... eso es ejemplarizante", ha explicado ante la audiencia en la que se encontraban múltiples personajes famosos y en la que ha reivindicado la concesión de "segundas oportunidades" en la vida. Según Sánchez, la suya es la "historia de muchos españoles que durante la crisis se han caído y se han levantado".

El jefe del Ejecutivo ha explicado que nadie ha protestado sobre el contenido del libro. "Tampoco cuento interioridades", ha matizado. "Es mi verdad, doy una versión constructiva, no me exculpo de los errores que haya podido cometer y tampoco acuso a nadie".

"Cataluña me unió a Rajoy"

 Sánchez, ha reivindicado el "enorme sentido de Estado" de su predecesor, Mariano Rajoy, a la hora de enfrentarse a la declaración unilateral de independencia de Cataluña, frente a la "hipocresía", el "ventajismo" y la "irresponsabilidad" del actual líder del PP, Pablo Casado. "Cataluña nos unió", ha dicho sobre Rajoy, y reconoce que "aprendió" de él durante la "crisis tremenda" de octubre de 2017 y que le tiene "aprecio" y "respeto".

En el diálogo que ha mantenido con los presentadores Mercedes Milá y Jesús Calleja para presentar su libro ante unas 300 personas en un hotel de Madrid, Sánchez ha contrapuesto la actitud de Rajoy con la de Casado a la hora de enfrentarse al problema de Cataluña y ha sostenido que el "155 perpetuo" que propone el nuevo líder del PP "es una absoluta irresponsabilidad y es no conocer la envergadura de las decisiones que se tienen que tomar".

Según ha explicado, algo que supieron interpretar Rajoy y él es que "cualquier tipo de acción de esa envergadura no puedes tomarla sin ser consensuada" con el principal partido de la oposición. Por eso, a su juicio, "estar constantemente en el 'pim, pam, pum territorial es un ejercicio de enorme hipocresía" y es "ser absolutamente ventajista".

Tras criticar que el PP exija lealtad al PSOE cuando está en el Gobierno y sea desleal con él cuando está en la oposición, ha subrayado que le gustaría recibir del PP el "mismo grado de lealtad" que él tuvo con Rajoy, con quien compartió, por ejemplo que la respuesta al desafío independentista tiene que ser "proporcional, porque eso es lo que legitima socialmente cualquier tipo de decisión y hace que la gente nos comprenda".

"El PSOE es el partido más nuevo"

Sánchez ha reivindicado a su partido, el PSOE, como "el más nuevo que hay en la política española", porque ha demostrado, como hizo cuando le eligió por segunda vez, que sabe "interpretar a la sociedad a la que quiere servir".

El líder socialista ha insistido en su confianza en que el Partido Socialista pueda volver a ser la fuerza hegemónica en las elecciones generales del 28 de abril. En su opinión, el PSOE ha demostrado que aunque tiene raíces "no se resigna y no se conforma", y por eso en 2017, cuando corría el riesgo de "quedarse anclado en el pasado", hubo una movilización sin precedentes de la afiliación que le llevó a ser de nuevo secretario general.

El PSOE entendió lo que los ciudadanos esperaban del partido, y todo ello derivó en su elección y en la moción de censura posterior que lo llevó al Gobierno, ha considerado Sánchez, que también ha explicado que trata de "corresponder a la verdad" con su "experiencia".